El príncipe de Liechtenstein recibe el premio a la paz de la Santa Sede

Gran promotor de los derechos humanos y del humanismo cristiano

| 1076 hits

NUEVA YORK, 27 feb 2001 (ZENIT.org).- La Fundación promovida por la Santa Sede en las Naciones Unidas ha galardonado con el prestigioso reconocimiento «Path to Peace» (Sendero hacia la paz) al príncipe Hans Adam II de Liechtenstein.



De este modo, la Fundación del mismo nombre premia «los esfuerzos por la promoción de la paz a todos los niveles de la sociedad» demostrados por el jefe de Estado del Principado situado en el corazón de Europa con algo más de 31 mil habitantes, de los cuales 25 mil están bautizados en la Iglesia católica, según datos del Anuario Estadístico de la Iglesia, 1998.

La Fundación «Path to Peace»ha sido instituida por el arzobispo Rentao Martino, observador permanente de la Santa Sede ante las Naciones Unidas, como un instrumento para promover proyectos humanitarios y asistir en la resolución de conflictos.

En años pasados, el premio ha sido otorgado a otras personalidades comprometidas en la defensa de los derechos humanos como el rey Balduino I de Bélgica; Lech Walesa, ex jefe de Estado polaco; y el actual secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan.

En una entrevista, el arzobispo Martino, «embajador» del Papa en la sede la ONU en Nueva York, ha subrayado compromiso demostrado por el príncipe Han Adam II a favor de los derechos humanos y de la dignidad de la persona humana.

Hans Adam II, que sucedió en 1989 a su padre, Franz Joseph II, en la guía del Principado de Liechtenstein, ha dado pruebas en estos años de promover tanto en su Estado como en otros países europeos y en América el humanismo cristiano con prestigiosas iniciativas de carácter académico de reconocimiento internacional. Está casado con la condesa Marie Kinsky von Wchinitz und Tettau y tiene cuatro hijos.

La entrega del Premio tendrá lugar el próximo 31 de mayo en Nueva York.