El prior de Taizé agradece el compromiso ecuménico del Papa

La Academia Católica de Baviera otorga a la Comunidad de Taizé el premio de Ecumenismo

| 2262 hits

MUNICH, 23 de octubre de 2009 (ZENIT.org).- El hermano Alois Löser, prior de la Comunidad de Taizé, agradeció este jueves en Munich los esfuerzos del Papa Benedicto XVI y su valor para promover la reconciliación con los tradicionalistas.

En declaraciones a ZENIT, el prior afirmó que "esta es una iniciativa importante, aunque algunos sucesos fueron desagradables".

El hermano Alois se hallaba en la capital de Baviera para recoger el premio ecuménico de 2009 en la Academia Católica de Baviera como representante de su comunidad.


Expresó la especial satisfacción de su comunidad por el diálogo católico-ortodoxo, que había iniciado con la reunión de la Comisión Mixta Internacional para el Diálogo Teológico entre la Iglesia católica y las iglesias ortodoxas en Pafos, (Chipre), y que supone "un paso más allá".


Entre la Comunidad de Taizé y varias iglesias ortodoxas existe desde hace tiempo un intenso intercambio. Además de las visitas de Taizé a los respectivos patriarcas, tanto el anterior patriarca ortodoxo ruso Alejo II como su sucesor, Kirill I, han visitado Taizé. "Tenemos buenas relaciones. El patriarca Kirill ya ha estado dos veces con nosotros", revela el hermano Alois.


Muchos jóvenes de las iglesias ortodoxas, como la de Serbia, Rumania, Ucrania y Rusia, viajan a Taizé. El Hermano Alois y sus hermanos les exhortan a que salgan después de su regreso a sus iglesias, donde fueron bautizados. "Taizé no puede ser el punto de referencia de su fe. Esas deben ser las iglesias locales ", dijo el Prior.

El anterior patriarca de Moscú, Alejo, conocía y apreciaba esta actitud de los hermanos de Taizé.
Al mismo tiempo, se mostró agradecido por la confianza que el Papa Benedicto XVI. ha puesto en la comunidad, y el que en una audiencia la haya alentado en sus compromisos ecuménicos. Este es un compromiso ecuménico del Papa, que se refiere a la misma comunidad.


El hermano Alois, en sus palabras de agradecimiento destacó también, ante la persistente separación de las Iglesias: "Lo que nos une es mucho más importante que lo que nos divide. Los cristianos no deben seguir perdiendo energías en las guerras pequeñas, que a veces incluso suceden dentro de las mismas Iglesias".
"Mientras los cristianos vivan separados el mensaje del Evangelio no se puede entender", advirtió. La reconciliación es "el corazón del Evangelio". Pidió organizar de manera regular noches de oración interconfesionales para los jóvenes, "en los lugares importantes", tales como las fronteras, las cárceles, o las zonas urbanas en crisis.


El premio está dotado con la adjudicación de un total de 10.000 euros de la Fundación Wilhelm und Antonia Gierlichs Stiftung". El ganador anterior fue el Presidente del Consejo Pontificio para la Unidad de los Cristianos, cardenal Walter Kasper.


La Academia Católica de Baviera explicó, al anunciar el fallo del premio ecuménico 2009, que Taizé "es un modelo, en cuanto que en él van unidas la apertura ecuménica con la apuesta agradecida por la tradición de la propia fe, precisamente ante el II Congreso Nacional Ecuménico en 2010 en Munich".


El dinero del premio se utilizará, según el prior de la Comunidad de Taizé, en la impresión de un millón de Biblias, que serán distribuidas en la República Popular China.


La Comunidad de Taizé nació en Borgoña, el 17 de abril 1949, fundada por el teólogo reformado Roger Schutz. Los inicios de la comunidad, sin embargo, se remontan a los días de la Segunda Guerra Mundial.


En la actualidad está formada por alrededor de 100 hermanos de varias confesiones de más de 20 naciones. Ellos trabajan y oran, no sólo en Taizé. En solidaridad con las personas que viven en la pobreza, cuentan con una pequeña comunidad de hermanos en África, Asia y América Latina.


Desde 1978, se celebra durante varios días la reunión anual europea. Este año, los hermanos se reunirán en Poznan (Polonia), del 29 de diciembre de 2009 hasta el 2 de enero de 2010. A intervalos irregulares también las reuniones se celebran fuera de Europa.


La Comunidad de Taizé es conocida en todo el mundo, no sólo por sus objetivos ecuménicos, sino también por sus oraciones y cánticos, que han sido traducidos a muchos idiomas.


[Por Michaela Koller, traducción del alemán por Inma Álvarez y Angela Reddemann]