El Programa Mundial de Alimentos agradece el compromiso del Papa

En una audiencia concedida este lunes

| 823 hits

CIUDAD DEL VATICANO, lunes, 15 enero 2007 (ZENIT.org).- Benedicto XVI recibió este lunes en audiencia privada a James Morris, director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas, quien agradeció al Papa su compromiso a favor de los más necesitados.



La audiencia ha tenido lugar después de que el pasado 8 de enero Benedicto XVI hiciera un llamamiento a la comunidad internacional, en su discurso al cuerpo diplomático, para pedir un mayor compromiso en la lucha contra el hambre, flagelo que ha vuelto a aumentar tras décadas de retroceso.

«Fue una admonición que refleja el trabajo diario del Programa Mundial de Alimentos, y alienta a la comunidad internacional a continuar con políticas activas para alcanzar las Metas de Desarrollo del Milenio para reducir a la mitad la proporción de personas con hambre para el año 2015», afirma un comunicado del Programa Mundial de Alimentos.

«Quiero agradecer a Su Santidad su continuo compromiso personal, así como el de la Iglesia católica con las personas pobres y por desesperadas del mundo. El mundo desarrollado debe hacer más para ayudar a los más de 850 millones que no tienen suficiente comida», declaró Morris, quien reconoció la «extraordinaria ayuda ofrecida al Programa Mundial de Alimentos en todo el mundo por las organizaciones católicas».

«El apoyo espiritual, moral y material del Papa Benedicto XVI y de la Iglesia católica representa una esperanza real para ofrecer un futuro a millones de niños», afirmó Morris.

«Estoy sumamente agradecido por su buena voluntad, su aliento, su fidelidad y especialmente por la especial preocupación del Santo Padre por los vulnerables en el mundo. Su espíritu nos alienta a todos nosotros».

El Programa Mundial de Alimentos es la agencia humanitaria más grande del mundo: cada día ofrece comida a unos 90 millones de personas pobres, entre ellos 58 millones de niños, al menos en 80 países del mundo.