El rabino Skorka: en Israel Francisco llevará un mensaje de paz para el mundo

En declaraciones a la Agencia Judía de Noticias, recordó la visión de Isaías: Trocarán sus espadas en hojas de arado. Ya nadie se ejercitará para la guerra".

Roma, (Zenit.org) Redacción | 808 hits

 El Rabino argentino Abraham Skorka expresó ayer que “la visita del papa Francisco a Israel llevará un mensaje de paz al mundo” en declaraciones recogidas por la Agencia Judía de Noticias, luego que el domingo después del ángelus, el Santo Padre anunció su viaje de tres días a Tierra Santa, del 24 al 26 de mayo.

Skorka, de la comunidad Benei Tikvá y rector del Seminario Rabínico Latinoamericano añadió: "Es una noticia que he recibido con muchísima alegría y la primera vez que nos encontramos en Roma con él hablamos de este tema. Soñamos esta visita a la Tierra Santa, a Israel en particular, desde la profunda amistad y con un mensaje de paz para todos los ciudadanos de la región, el cual sabe proyectarse a todo el mundo".

El rabino Skorka y el entonces cardenal Jorge Bergoglio cultivaron una profunda amistad, en particular en los últimos tres años en Buenos Aires, en el que se profundizó el diálogo interreligioso. De esos encuentros nació el libro "Sobre el cielo y la tierra" editado en 2010 y el programa televisivo "Biblia: diálogo vigente".

Skorka estuvo recientemente en Roma en donde mantuvo con el papa Francisco diversos coloquios, estando alojado en la residencia de Santa Marta.

"Conversamos acerca del aporte que él puede hacer desde su lugar para, de alguna manera, si Dios quiere, comenzar a materializar esta visión o, por lo menos, darle una dimensión mucho más acentuada en la realidad humana. Según los profetas, habiendo paz sincera, honesta y profunda en Sión habrá un mensaje de paz sólido que se materializará en todo el mundo. Recordemos la visión del profeta Isaías, capitulo 2: ‘Trocarán sus espadas en hojas de arado’. Ya nadie se ejercitará para la guerra", indica la AJN

"Si este viaje se da de esta manera sería algo muy grande, porque el sueño es abrazarlo delante del Kotel. Seria un símbolo para intentar terminar con 2000 años de  desavenencias entre judíos y cristianos, y empezar una etapa nueva”.

(RED /HSM)