El rector de los salesianos: El papa Francisco es sobre todo un don de Dios

Los 200 años del nacimiento de Don Bosco se festejan con un papa que tuvo también formación salesiana

Roma, (Zenit.org) H. Sergio Mora | 1430 hits

Por la celebración de los 200 años del nacimiento de san Juan Bosco, han sido presentados el 6 de febrero una serie de eventos que se realizarán, como la ostensión de la Sabana Santa de Turín.

En el marco de la conferencia, ZENIT entrevistó al rector mayor de los salesianos, Don Pascual Chávez, que comentó el lado salesiano del papa Francisco y un pequeño balance de sus dos mandatos de seis años cada uno, como superior general de los salesianos. Le presentamos a nuestros lectores sus consideraciones así como una de las respuestas del superior y del Mons. Mario Toso, secretario del Pontificio Consejo de Justicia y Paz.

¿Tras dos mandatos de seis años como superior de los salesianos ¿qué balance se puede hacer?
--Padre Pascual Chávez: Digo siempre que me han encargado una hermosa tarea, la de encarnar a Don Bosco, lo que supone una gran dignidad porque es una figura muy fascinante. Basta darle una biografía a un joven que se queda encantado por esta simpatía que tenía de manera tan natural, casi congénita para relacionarse con los chicos. Pero al mismo tiempo una gran responsabilidad, la de poder entregar después de 12 años la congregación en buen estado de salud. Y espero de poder estar haciéndolo así.

¿Cómo está la congregación en el mundo? ¿Sigue creciendo?
--Padre Pascual Chávez: Hemos crecido porque son 132 países, aunque en Europa hay un decrecimiento debido a un problema de la sociedad: no hay niños para las familias, no hay niños para la Iglesia, hay un problema demográfico de fondo que tiene una repercusión en la vida social, y desde ese punto de vista existe una contracción. En cambio hoy el gran florecimiento vocacional lo representa Asia. En India, solamente, tenemos 2.600 vocaciones y tenemos provincias como la Vietnam con más de 350. En América Latina, en cambio, la situación me preocupa más porque se está identificando más con el modelo europeo, incluso más que con el modelo norteamericano, y mientras que los seminarios están llenos, las casas de los religiosos no, y aquí hay algo que debemos estudiar.

¿Y ahora con un papa como Francisco? ¿No es también un poco salesiano?
--Padre Pascual Chávez: El Papa es latinoamericano conoce muy bien todo. Sobre si es un poco salesiano, se dice que es un papa que tiene un nombre franciscano, un habito como el de los dominicanos (porque todo blanco) y es jesuita, y aunque nosotros no nos animamos a decir que es salesiano, él mismo ha dicho que ha tenido un gran influjo nuestro.

Durante la conferencia ZENIT le preguntó a Don Pascual si es sólo una coincidencia tener a un papa como Francisco en el segundo centenario del nacimiento de Don Bosco.
El rector mayor indicó que "los 200 años del nacimiento de Don Bosco coinciden felizmente con este pontificado. Como saben Francisco fue alumno nuestro. La cosa interesante es que no solamente alumno. Sus padres vivían en el camino que lleva a Baldocco, cerca de Turín, después cuando emigraron a Argentina llegaron a un centro nuestro de María Auxiliadora en el barrio de Almagro, en donde un salesiano fundó el club de San Lorenzo de Almagro, y estuvo allí no solamente con la escuela de Bernal".

"Es una feliz coincidencia --dijo Don Pascual--  pero sobre todo vino a dar una bocanada de aire fresco, no solamente a la Iglesia pero también a la sociedad. Porque es una nueva visión del mundo, en el cual hay que ver cuantos elementos de bien hay para ponerlos en sinergía para resolver los problemas del mundo. Para no tener una visión miope solamente sobre algunos problemas de tipo dogmático o pastoral.

Como Don Bosco que decía que hay que iniciar con la satisfacción de las necesidades fundamentales, de comida, alojamiento. De nada sirve hablarle de Dios con el estómago vacío. También porque es cinismo esto, decir que Dios es padre cuando las cosas están así. Ha venido a cambiar el concepto de Iglesia, que la presentó no como un transatlántico pero como una barca de pescadores en la que se encuentra una acogida con una gran simpatía. Es una nueva forma de entender el ejercicio de la prioridad.

Y por eso digo que es un regalo no solamente para la Iglesia pero también para la sociedad, tiene razón que es uno de los lideres ahora, incluso Rollings Stones lo han puesto en la tapa, es una coincidencia feliz pero sobre todo un don de Dios".

De otro lado, Mons. Toso, también él salesiano, y respondiendo a ZENIT indicó que "hay una sintonía entre el carisma salesiano y la sensibilidad del papa Francisco", como lo cuenta en su testimonio que fue publicado en el Osservatore Romano, "en el que da testimonio que el espíritu salesiano lo tomó tanto, que cuando hizo apostolado en San Miguel, periferia de Buenos Aires, recibió la acusación de salesianizar la obra de los Jesuitas. Habían barrios sin atención pastoral y él se preocupó de los jóvenes, y de ser un criptosalesiano".

"Y es interesante --concluyó-- ver en esta carta que él acogió lo esencial del carisma salesiano. Él dice que los salesianos lo acogieron con afecto. Y comentó algunas parte de la carta. Y que también con los salesianos aprendió a estudiar sistemáticamente. Y que estas cosas configuraban una cultura católica".