El rector de San Anselmo asegura que formarse en Roma es «fundamental para la Iglesia»

Monseñor Levada hizo la conferencia inaugural en este ateneo pontificio

| 666 hits

CIUDAD DEL VATICANO, martes, 11 octubre 2005 (ZENIT.org).- La formación de los estudiantes en Roma es «fundamental para la Iglesia» según considera el padre Mark Sheridan, osb, nuevo rector del Ateneo Pontificio San Anselmo de Roma.



El rector hizo esta afirmación durante la apertura del Año Académico que en esta ocasión contó con la presencia del prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el arzobispo William J. Levada, quien habló sobre la constitución dogmática «Dei Verbum» cuarenta años después de su promulgación en el Concilio Vaticano II.

En su alocución, el padre Sheridan, benedictino estadounidense, afirmó que «la Iglesia necesita estudiosos como los que dieron su contribución al Concilio Vaticano II» y señaló que Roma ofrece un «ambiente internacional único».

En este sentido, recordó que en su ateneo los estudiantes y profesores proceden de «más de 70 países» y afirmó: «creemos que en San Anselmo desempeñamos un papael significativo para conformar esa comunidad que la Iglesia representa».

Hablando del nuevo curso académico, esclareció que «lo que haremos este año será importante no sólo para nuestro enriquecimiento intelectual y espiritual, sino para el futuro de la Iglesia».

El rector, que hasta el año pasado era decano de la Facultad de Teología de este ateneo pontificio que comprende aparte de teología la Facultad de Filosofía y el Instituto Pontificio Litúrgico, agradeció la labor de su antecesor, el padre Albert Schimidt, osb, que regresa a su monasterio en Beuron, Alemania.

Tuvo también un recuerdo por el profesor Ignacio Calabuig, osm, fallecido en enero y profesor de San Anselmo durante muchos años.

En San Anselmo, institución fundada por el Papa León XIII en 1887, se puede seguir un curso bienal sobre «Arquitectura y Artes para la Liturgia» y estudiar teología especializándose en dogmático-sacramentaria, monástica o historia de la teología.

Los estudiantes de filosofía se pueden especializar, además, en filosofía y mística, metafísica, antropología y arte o historia de la filosofía.

En la inauguración de este lunes el abad primado de la Confederación Benedictina y gran canciller del Ateneo, padre Notker Wolf, osb, presidió las vísperas y reflexionó sobre el concepto de unidad. Durante el intervalo el estudiante Lorenzo Montenz, osb, amenizó el acto con un recital de arpa.

Finalmente monseñor Levada dictó su lección inaugural en la que sugirió revisar las traducciones de los textos del Concilio Vaticano II para evitar ambigüedades y destacó la importancia que la «Dei Verbum» ha tenido en la formación bíblica para la vida de la Iglesia.