El rey de España destaca las virtudes de los dos futuros santos

Don Juan Carlos y doña Sofía en la Embajada de España ofrecen una cena en la Embaja de España ante la Santa Sede con motivo de la canonización

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Rocío Lancho García | 782 hits

Los reyes de España, don Juan Carlos y doña Sofía se encuentran en Roma con motivo de la canonización que tiene lugar hoy, domingo 27 de abril, en la que serán proclamados santos Juan XXXIII y Juan Pablo II. En la noche del sábado se celebró una cena en la Embajada de España ante la Santa Sede en la que el rey, en el brindis, quiso destacar que Juan XXIII fue un "hombre bondadoso y afable" y señaló la "capacidad de conexión con los jóvenes" de Juan Pablo II.

El arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela fue el encargado de bendecir la mesa y ha continuación el rey habló para los presentes. En su breve discurso, don Juan Carlos habló de los "vínculos de la Iglesia católica y del Papado con España". Asimismo destacó "las altas virtudes de los Papas que serán canonizados". Ambos, dijo, "demostraron su amor a España y el compromiso con los fieles españoles".
El rey también dedicó unas palabras al pontífice actual, de quien destacó "la cercanía, sensibilidad social y la capacidad para reconocer la realidad internacional". Finalmente, manifestó su afecto y aprecio por Benedicto XVI y recordando las varias ocasiones en las que visitó España.

En la cena estuvieron presentes, entre otros, el arzobispo de Valladolid y presidente de la Conferencia Episcopal Española, monseñor Ricardo Blázquez Pérez; el vicepresidente de la CEE, monseñor Carlos Osoro y el secretario general y portavoz de la CEE, Jose María Gil Tamayo. También acudieron los cardenales Antonio María Rouco Varela, Carlos Amigo Vallejo, Lluís Martínez Sistach, Santos Abril y Castelló, y Antonio Cañizares. Así como ambos embajadores españoles, ante la Santa Sede, don Eduardo Gutiérrez Sáenz de Buruaga y ante Italia don Javier Elorza Elorza Cavengt.

Antes de la cena los reyes de España saludaron a toda la delegación española formada por unas 40 personas. Entre ellos el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación español, José Manuel García-Margallo; el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón; el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz y el ex portavoz del Juan Pablo II, Joaquín Navarro Vals.