El rey de Jordania: cristianos y musulmanes, unirse contra del sectarismo

Encuentro internacional en Amman. Abdullah II: 'El derecho de los cristianos a su fe debe ser defendido'

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 1066 hits

El encuentro celebrado en Amman, Jordania, durante los días 3 y 4 de octubre bajo el título "The Challenges of Arab Christians" (el desafío de los árabes cristianos), querido por el rey de Jordania, Abdullah II, ha tratado temas como la guerra, atentados, profanaciones, emigraciones teniendo como fondo el conflicto sirio y fue una ocasión de hacerse escuchar en la escena internacional para las Iglesias en Oriente Medio.

"La protección de los derechos de los cristianos en los conflictos de matriz religiosa que afectan a Medio Oriente --ha declarado el rey de Jordania durante la cumbre-- no es una cuestión de cortesía, sino un deber también porque los cristianos árabes han ejercido un rol clave en la construcción de la sociedad árabe en la defensa de las justas razones de nuestra nación".

El monarca durante su discurso ha subrayado la necesidad de una alianza entre cristiano y musulmanes para afrontar y derrotar juntos las divisiones sectarias que alimentan los conflictos en toda la región, presentadas como un cuerpo extraño respecto a "nuestras tradiciones y a la herencia humanitaria y cultural. Cristianos y musulmanes --ha añadido el rey Abdullah II-- deben coordinar los esfuerzos y la plena cooperación acordando un 'código de conducta unificador', porque precisamente el asilamiento entre los seguidores de las diferentes religiones puede socavar el edificio social", publica el periódico del Vaticano.

Entre los posibles terrenos de colaboración entre cristianos y musulmanes, el monarca ha propuesto también la común defensa de la fisionomía plural de la Ciudad Santa: "Todos nosotros tenemos el deber de defender la identidad árabe de Jerusalén y proteger sus lugares santos islámicos y cristianos".

A la cumbre internacional han participado unas setenta personas entre patriarcas, delegados patriarcales, obispos, sacerdotes y otros responsables religiosos, los cuales han dado su contribución a las diferentes sesiones de estudios, dedicadas de forma particular al desarrollo de la situación en Egipto, Siria, Irak, Líbano, Jordania y Jerusalén.

Lo informó hoy el periódico de la Santa Sede, el Osservatore Romano, precisando que estaban presentes el cardenal Jean-Louis Tauran, presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso; el nuncio apostólico en Jordania y en Irak, arzobispo Giorgio Lingua; el patriarca de Jerusalén de los Latinos Fouad Twal, el patriarca de Jerusalén, Theophilos III; el patriarca armeno ortodoxi Nourhanne Manougian; el patriarca greco-ortodoxo de Antioquía, Yohanna X al-Yazigi, residente en Damasco y hermano del metropolita de Aleppo, Boulos al-Yazigi (secuestrado el pasado mes de abril junto al metropolita siro-ortodoxo de Aleppo, Gregorios Yohanna Ibrahim, por individuos hasta ahora desconocidos).

El pasado 29 de agosto el monarca jordano se reunió en el Vaticano con el santo padre. En este encuentro se abordaron algunos temas de interés común, en particular el fomento de la paz y la estabilidad en Oriente Medio, con especial referencia a la reanudación de las negociaciones entre israelíes y palestinos y la cuestión de Jerusalén. Una especial atención se reservó a la trágica situación en Siria y se  reafirmó que la vía del diálogo y la negociación entre todos los componentes de la sociedad siria, con el apoyo de la comunidad internacional, son la única opción para poner fin al conflicto y la violencia que cada día causan la pérdida de tantas vidas humanas, sobre todo entre la población civil.

Por su parte, el Vaticano por su parte expresó el agradecimiento al rey Abdullah por los esfuerzos que está llevando a cabo en el campo del diálogo interreligioso y por la iniciativa celebrada en Amman.