El S. Lorenzo de Almagro viajará a Roma para celebrar con el papa

El club de fútbol que Francisco sigue ha ganado el Torneo Inicial de Argentina

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 716 hits

Como si se tratara de un regalo de cumpleaños anticipado al papa, el equipo de fútbol San Lorenzo, del que Francisco es seguidor y socio, se proclamó ayer campeón del Torneo Inicial de Argentina.

Los líderes del equipo están preparados para traer en persona la copa al pontífice argentino en el día de su 77 cumpleaños. Poco después del empate ante Vélez Sarfield que le dio el título al San Lorenzo, el vicepresidente del club, Marcelo Tinelli, quien además es un conocido presentador de la televisión en Argentina, confirmó que estaban "organizando una audiencia con Francisco", para que el papa pueda ver la copa.

La comitiva que visitará al papa estará formada por el presidente, Matías Lammens; el vicepresidente primero, Marcelo Tinelli, y el manager Bernardo Romeo.

"Es una visita relámpago, todavía falta confirmar cuándo será la audiencia, supongo que entre mañana y el miércoles. Va a ser algo emocionante, queremos brindarle el trofeo al papa", ha afirmado Romeo a Télam.

En su cuenta de twitter, el vicepresidente Tinelli le agradecía así al santo padre: "Buongiorno a todos. A sólo un día de su cumple, al Papa Francisco, Cuervo de alma, sólo le decimos GRACIAS".

Es muy conocida la afición del santo padre por el fútbol y en concreto por el equipo San Lorenzo. El pasado mes de marzo, el pontífice envió una carta al club en la que les pedía que "además del fútbol, les pido que cultiven la amistad con Jesús". (Leer la noticia aquí)

Además, el día 10 de abril, el papa Francisco se encontró con Matías Lammens, presidente del San Lorenzo al finalizar la audiencia general de los miércoles. Los directivos del San Lorenzo le obsequiaron al papa Francisco una camiseta del San Lorenzo con su nombre. Sobre aquel encuentro, el club indicó que Francisco preguntó “por la actualidad del Club y recordó con mucha felicidad la etapa en la que asistía al Viejo Gasómetro junto a su padre y hasta acompañó con gestos mientras rememoraba un gol de Pontoni, jugador del equipo campeón del 46, su equipo favorito”.