El Salvador: Arzobispo pide detener la espiral de violencia criminal

Para Mons. Escobar Alas, se trata del problema más grave que afronta la sociedad salvadoreña

Madrid, (Zenit.org) Redacción | 419 hits

El arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas, ha afirmado este domingo que "da tristeza que estemos sumergidos en una espiral de violencia que pareciera que en vez de superarse se agrava". Ante esta situación, el prelado salvadoreño ha demandado a los candidatos presidenciales que presenten "propuestas claras y programas concretos" que lleven a solucionar el problema de la violencia criminal en el país. El llamado de Mons. Escobar Alas ha llegado en medio del lamento por los asesinatos de seis agricultores que participaban de una fiesta en una iglesia evangélica en el municipio de Tacuba, en Ahuachapán, este sábado por la noche.

El arzobispo de San Salvador ha deseado que "ojalá que las nuevas autoridades puedan encontrar la solución a esta problemática que rebasa, sin duda, a las autoridades mismas (...). Debe de involucrarse toda la sociedad; ojalá encontremos una forma, una manera de solucionarlo".

Para Mons. Escobar Alas, siendo la violencia el problema más grave que afronta la sociedad salvadoreña, la solución a ese fenómeno debe ser el principal desafío y la mayor responsabilidad del próximo presidente de la República.

"Como Iglesia estamos sumamente preocupados, orando por esta situación y muy cercanos a las víctimas", ha reconocido el prelado durante su acostumbrado encuentro dominical con los periodistas. También ha llamado a todos los sectores a apoyar a las nuevas autoridades que resulten elegidas, sean del partido que sean, para encontrarle una salida a la espiral de violencia que ha crecido al inicio de este nuevo año. "Tiene que ser un esfuerzo nacional para salir adelante", ha recalcado.

En el mensaje del papa Francisco, con motivo de la XLVII Jornada Mundial de la Paz, el pontífice se refirió a todos aquellos países que sufren las consecuencias de la violencia. "Nosotros, tristemente, somos uno de esos lugares. De seguro que el Papa pensaba en nosotros también", ha apuntado el arzobispo de San Salvador.

Por su parte, el presidente electo de Honduras, Juan Orlando Hernández, advirtió este sábado a las pandillas y grupos criminales que "se les acabó la fiesta".

Ante el ultimátum del mandatario de Honduras, Mons. Escobar Alas ha advertido que este podría provocar un éxodo de pandilleros hondureños y no ha descartado que sea hacia El Salvador. Este anuncio, ha asegurado, "no sólo representa un riesgo para El Salvador, sino que para toda la región centroamericana".

En todo caso, el prelado ha considerado que las autoridades de Seguridad Pública tendrán que tomar las medidas necesarias para evitar que los pandilleros puedan venirse al país ante la advertencia del mandatario hondureño. "Las autoridades [salvadoreñas] deberán tomar las providencias del caso; me imagino que lo harán, que si la vía diplomática, que si la seguridad, cómo dijéramos, resguardando la frontera, son cosas que pertenecen a la seguridad del Estado". "Estamos preocupados porque la problemática es grave, hemos dicho la más grave y eso así lo ve la sociedad salvadoreña", ha añadido.

Así, Mons. José Luis Escobar Alas ha demandado la "necesidad de tener una política conjunta, es decir, que los países puedan discutir la problemática en una cumbre para encontrarle soluciones al problema, los problemas regionales nos afectan a todos".