El Salvador: monseñor Escobar pide a Obama compromiso por los inmigrantes

Ante la visita del presidente americano a la tumba de monseñor Romero

| 1631 hits

SAN SALVADOR, martes 22 de marzo de 2011 (ZENIT.orgEl Observador).- Ante la visita el día de hoy del presidente de Estados Unidos, Barak Obama a El Salvador, el arzobispo de San Salvador, monseñor José Luis Escobar Alas, pidió a esta país que acelere los trabajos legislativos para lograr una reforma migratoria integral que “beneficie a salvadoreños y ciudadanos de otras naciones que no poseen un estatus de residencia permanente en esa nación norteamericana”.

Monseñor Escobar Alas hizo votos porque la visita de Obama –misma que concluye mañana miércoles-- propicie un trato sea más digno a los miles de salvadoreños que tratan de entrar a Estados Unidos en busca de mejores oportunidades de vida y de trabajo y “que no haya leyes que los criminalicen injustamente siendo inocentes, solo por el hecho de haber pasado la frontera”. 

El aporte de los cerca de tres y medio millones de salvadoreños en Estados Unidos “es enorme, no sólo por las remesas que mandan al país, sino también por que sirve al engranaje económico del país del Norte”, por lo que monseñor José Luis Escobar Alas, exige un trato más humano para los inmigrantes.

“Yo sé que es difícil y que tal vez el momento en el Congreso de Estados Unidos no sea el mejor, pero de todos modos es importante tener a favor al presidente (Obama) y que lo exprese, que se comprometa”, dijo en conferencia de prensa monseñor Escobar Alas, quien espera que la reforma sea en esta administración o en la próxima. Hasta el momento, la administración del presidente Barak Obama no ha sacado adelante la reforma en el Congreso de su país

La Iglesia también pidió a Obama que conceda “la permanencia” a migrantes acogidos por el Tratado de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) que beneficia a 250 mil salvadoreños. “Ojalá nos dé esa noticia”, dijo monseñor Escobar Alas quien también se refirió a la visita que hará mañana el Presidente de Estados Unidos a la tumba de monseñor Óscar Arnulfo Romero, en el trigésimo primer aniversario de su asesinato, acaecido el 24 de marzo de 1980.

Al respecto, el arzobispo de San Salvador manifestó su agrado por la vista de Barak Obama al lugar donde descansan los restos de monseñor Romero, asesinado en plena celebración eucarística hace 31 años.  Dijo monseñor Escobar Alas, sucesor de monseñor Romero que Obama “ha querido rendir un homenaje a monseñor Romero, considerándolo uno de los héroes de nuestro continente, y este es un acontecimiento de carácter mundial que beneficia la imagen” del arzobispo asesinado, cuya causa se encuentra abierta.

Desde luego, manifestó monseñor Escobar Alas, la visita de Barak Obama a la tumba de monseñor Romero “no incidirá en su proceso de beatificación, sino que se trata de un reconocimiento que está haciendo el gobierno de Estados Unidos, por medio de su Presidente”.