El Santí­simo sigue secuestrado en la capilla de la Complutense

La policía fue a proteger a los alumnos que velaban ante el lugar de culto clausurado

Madrid, (Zenit.org) Nieves San Martín | 788 hits

La Plataforma en defensa de la libertad religiosa MásLibres.org convocó para ayer viernes, 18 de julio, a las 12 horas una concentración pacífica frente al decanato de la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad Complutense de Madrid. Este acto pretendía ser “una muestra de apoyo a los estudiantes que, frente a la imposición intolerante del Decanato, siguen resistiendo en defensa de sus derechos”, según aseguró su portavoz Miguel Vidal.
MasLibres.org organizó hoy una concentración al grito de “¡Reapertura de la capilla!” y “¡Decano dimisión!” ante la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad Complutense de Madrid, en una nueva demostración de apoyo a los estudiantes que reclaman su derecho a la libertad de culto.
El portavoz de la plataforma en defensa de la libertad religiosa Miguel Vidal se plantea si el decano de la Facultad, Luis Enrique Otero, está utilizando el cierre de la capilla como herramienta para la reelección del rector José Carrillo, “si va a utilizar la capilla como algunos gobernantes de la época de Franco utilizaron Gibraltar”.
La concentración en apoyo a los estudiantes comenzó a mediodía. La capilla fue cerrada en la madrugada del martes, imposibilitando el culto. “Estudiantes, gracias por resistir”, “Otero inquisidor” y otros cánticos poco amables con el “decano cerrajero” fueron coreados, en medio de sonoras pitadas y silbidos dirigidas al autor material del cierre, “artífice de este atropello a la libertad religiosa”, con el apoyo del rector.
Por su parte el presidente de HazteOir.org, Ignacio Arsuaga, explicó: “Estamos aquí defendiendo una libertad fundamental de todos los españoles: el derecho a creer y a profesar públicamente la fe. Defendemos por ello la libertad de todos. Gracias a los estudiantes acampados desde la noche del lunes, porque debido a esta resistencia el decano no se ha atrevido a desmantelar la capilla, cuando hoy acababa el ultimátum de 48 horas que dio al Arzobispado”.
Arsuaga aseguró que “el anticlericalismo está pasado de moda”. “No tiene sentido que para movilizar el voto de la ultraizquierda el decano cierre una capilla”, denunció el presidente de la plataforma, que cerró el acto garantizando el apoyo de la asociación a esta causa.
Concluida la concentración en el exterior, los presentes accedieron al recinto universitario y subieron a las puertas de la zona de Decanato, a las cuales cortaron el paso. Allí siguieron con sus cánticos y pitadas e hicieron entrega de los carteles reivindicativos que portaban para que se los llevasen al decano a su despacho.
Durante todo el día del jueves, los alumnos que siguen haciendo turnos de vigilancia y acompañamiento al Santísimo que permanece secuestrado en la capilla de la facultad,  persistieron en sus rezos y realizando pancartas para pedir libertad y una capilla digna.
Durante la noche, la Policía Nacional estuvo presente en varias ocasiones, gesto apreciado por los alumnos que temen que la repercusión mediática de su situación active a grupos anticlericales. Así lo explicó a MásLibres.org Josué Gaya, uno de los estudiantes que pasó la noche allí: “Sabemos que se han empezado a mover en las redes sociales con este tema los grupos anticlericales”. “Estamos alerta porque creemos que puede venir un grupito de gente”, ha añadido.
De hecho, ayer se acercaron unos jóvenes hasta la Facultad para colocar pancartas con mensajes fuertemente ofensivos: “No estaba muerto que estaba de parranda. RIP capilla. ¿Dónde está tu Dios ahora?” o “Persecución era lo de Roma. #NerónPower”.
A juicio de Miguel Vidal, “este es el ejemplo claro de que existe una persecución, un ánimo de vilipendiar y burlarse de las creencias de otros, que se esconde tras un traslado innecesario y que responde a una postura ideológica intransigente y liberticida”.
“Por eso es tan necesario que la gente acuda a la misa de este viernes 18, a las 18 horas, en el pasillo de la Facultad”, pidió Vidal.
 “Esperamos que el Decanato tome las medidas necesarias para proteger los derechos de los estudiantes: seguridad y libertad religiosa”, concluyó el portavoz de MásLibres.org.
Por su parte, Iñaki, afirma: “estudio en la facultad de Historia de la Universidad Complutense de Madrid. El decano de mi facultad y el rector han decidido cerrar mi capilla, la nuestra, la de todos los estudiantes y profesores de la Complutense (también para los no cristianos, que asimismo suelen frecuentarla), la capilla en la que tantas horas he pasado durante mis estudios”.
 “Mañana se celebrará la que tal vez sea la última Misa. Me permito invitarte a que acudas para que los intolerantes sean conscientes de que, con su decisión, están atacando los derechos de muchos”.
“Desde que me llegó por Whatsapp el mensaje del padre Javier, el capellán de la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad Complutense, tomé la decisión de no faltar a la que puede ser la última Misa de esta universidad regida por Carrillo”.
El mensaje del capellán decía: “Como imaginarás, me siento apenado por esta noticia. Pero también esperanzado, porque si mañana somos muchos en la Misa, tal vez podamos revertir esta decisión. Además creo que todavía podemos hacer muchas cosas para frenar esta mutilación de los derechos de todos los creyentes”.
 “No entiendo –concluye Iñaki-- el empeño del rector y del decano de Geografía e Historia, que llevan años intentando cerrar las capillas de la Universidad y esta vez, en pleno verano, con los estudiantes de vacaciones, parece que están decididos a hacerlo. Pero confío en la oración, como propone el padre Javier en su whatsapp, y también en que entre todos seremos capaces de defender la libertad religiosa y de culto allí donde sea atacada”.