El santo Padre Francisco recibe al presidente de Panamá

Martinelli obsequia al papa Francisco una imagen de Sta. María de la Antigua

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) H. Sergio Mora | 1218 hits

El santo padre Francisco recibió esta mañana en el Vaticano en audiencia privada, al presidente de Panamá, Ricardo Martinelli. Un encuentro marcado por el regalo de una imagen de la Virgen Santa María de La Antigua que fue bendecida poco antes en su nuevo lugar, situado en los jardines del Vaticano.

Antes de la audiencia, a las 10 de una mañana soleada y cálida del otoño romano, el cardenal Giuseppe Bertello, presidente de la Gobernación del Estado Ciudad del Vaticano bendijo la imagen que representa a la Virgen María, en esta advocación con la que es venerada en Panamá.

Estaban presentes en esta zona de los jardines, cercana a la Gruta de Lourdes, el arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa; el arzobispo emérito, José Dimas Cedeño, y monseñor José Luis Lacunza, presidente de la Conferencia Episcopal Panameña. 

En la placa al pié de la imagen está escrito: “Generosa donación del presidente de la República y del pueblo panameño. Santa María la Antigua, patrona de Panamá. 1513 – 2013). La fecha 1513 se refiere a la creación de la primera diócesis en tierra firme americana y María bajo esta advocación fue proclamada la patrona del país el año 2000 por la Conferencia Episcopal Panameña.

Estaba allí el presidente Martinelli, acompañado por su esposa Marta Linares. Estaba también la ex presidenta Mirella Moscoso (1999-2004) y las personas del protocolo. Es la segunda visita oficial de Martinelli, puesto que en septiembre de 2009 fue recibido por Benedicto XVI en la residencia de verano de los papas, Castel Gandolfo.

Concluida la ceremonia, la delegación se acercó al Palacio Apostólico, siempre en el Vaticano, donde el presidente fue recibido por el santo padre Francisco.

A la llegada del presidente, el papa fue a recibirle con un ¡Bienvenido! El mandatario le preguntó ¿Y cómo le está yendo con este nuevo puesto? A lo que el papa riendo le respondió: “¡Vaya pregunta!”. Martinelli le interrogó también sobre cómo iba su equipo, el san Lorenzo. “Bueno, ayer perdimos”, le dijo el papa. Después se quedaron a solas 25 minutos.

En el intercambio de regalos, el presidente le ha dado una réplica bañada en oro, de una especie de escultura de la época pagana realizada en oro macizo por los indígenas panameños, relacionada a las deidades del agua.

El papa en cambio, le regaló un mosaico con un medallón central que representa un proyecto de la plaza de San Pedro que no se concluyó. Y le ha entregado un libro sobre el documento de Aparecida. “No lo lea de golpe --le dijo el papa-- porque va a ser pesado, vaya leyendo las partes que más le interesan”.

La Sala de prensa del Vaticano indicó en un comunidaco que "en las cordiales conversaciones, se trataron algunos temas relacionados con la situación actual en el País, en particular sobre las políticas sociales puestas en marcha por el Gobierno, y los proyectos de desarrollo para la nación. Se recordó asimismo la larga tradición cristiana del País, las históricas relaciones bilaterales, con especial interés en las actuales relaciones entre la Iglesia y el Estado. En este contexto, también se expresó gratitud por el regalo de una estatua de Santa María La Antigua, Patrona de la Nación, ofrecida al Pontífice por el Jefe de Estado y colocada en los jardines del Vaticano."

El presidente después estuvo con 'ministro de exteriores' del Vaticano, 'Dominique Mambertí', secretarios para las Relaciones con los Estados.