El santo padre invita a la Curia a los ejercicios espirituales. Serán 'full time'

Se realizarán la primera semana de cuaresma, por primera vez fuera del Vaticano, en una casa paulina de Castel Gandolfo

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 1574 hits

El santo padre ha invitado a la Curia Romana a celebrar los ejercicios espirituales de cuaresma. El lugar que el papa ha elegido es una casa paulina, en la zona de Castelgandolfo, una novedad respecto a los años anteriores, ya que siempre realizaban en el Vaticano.

Según ha adelantado la cadena de radio española COPE, que ha tenido acceso a la carta, la intención del papa Francisco es que se junten “de modo reservado y silencioso, lejos de los despachos en los que habitualmente se encuentran”. Serán un total unas cuarenta personas: todos los prefectos, presidentes y secretarios de los dicasterios que conforman la Curia. Además, tienen que confirmar asistencia (o no) antes del 30 de noviembre.

La carta está remitida por la Secretaría de Estado, firmada por el cardenal Bertone el 11 de octubre, cuatro días antes de dejar su cargo, y se dirige a los miembros de la curia. El encuentro es con el papa en la Casa Divin Maestro dei Paolini, junto al lago Albano, a unos 40 km de Roma. La cita es del 9 al 14 de de marzo del 2014.

La predicación estará a cargo de un monseñor perteneciente al clero de Roma, Angelo De Donatis.

En nombre del Santo Padre solicito la confirmación y la reserva de Eminencias y Excelencias (Prefectos, Presidentes y Secretarios de los dicasterios) antes del 30 de noviembre”. Y es que, una vez cerrada la lista de participantes, y solo entonces, los puestos vacantes se ofrecerán a los cardenales eméritos, informa la web de la COPE.

Hasta ahora, los ejercicios espirituales se realizaban en el Palacio Apostólico y ser dirigían fundamentalmente al santo padre. Mientras que los miembros de la Curia podían asistir en turno de mañana o de tarde, pero no se implicaban de modo continuo. Este año, última ocasión de vivirlos de Benedicto XVI, la predicación estuvo a cargo del cardenal Gianfranco Ravasi.  

(RED. RL)