El Santo Padre nombra a su enviado para las celebraciones de Schoenstatt

El cardenal Lajolo irá a Alemania por los cien de la fundación del movimiento mariano. El 25 de octubre el papa Francisco les recibe en audiencia en el Vaticano

Roma, (Zenit.org) H. Sergio Mora | 1817 hits

El santo padre Francisco ha nombrado al cardenal Giovanni Lajolo, presidente emérito de la Gobernación de la Ciudad del Vaticano como su enviado especial para las celebraciones del centenario de la fundación del Movimiento Apostólico de Schoenstatt que se celebrarán en Vallendar, Alemania, del 16 al 19 de octubre de 2014. Lo ha indicado este sábado en un comunicado la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

El Movimiento Apostólico de Schoenstatt (del alemán Schönstatt-Bewegung) ha sido fundado el 18 de octubre de 1914 por José Kentenich y un pequeño grupo de seminaristas del antiguo seminario de los Padres Pallottinos, como un camino de renovación espiritual dentro de la Iglesia Católica y hoy realiza su labor apostólica en 42 países.

El nombre del movimiento viene de una pequeña aldea parte del pueblo de Vallendar, cerca de Coblenza, Alemania, en la cual queda el Santuario Original de Schoenstatt, donde tienen sus casas centrales las comunidades del Movimiento Apostólico.

Schoenstatt se ha convertido en un lugar de peregrinación mundial. Cada año miles de personas visitan el lugar, el santuario original y la imagen de la Madre Tres Veces Admirable, la capilla donde descansan los restos mortales del Fundador y todos los lugares de la historia de este movimiento.

El padre Heinrich Walter, presidente de Schoenstatt Internacional, ha enviado un mensaje a las comunidades del Movimiento Apostólico de Schoenstatt establecidas en diversos países del mundo con motivo del centenario de su fundación. Una ocasión en la que también podrán celebrar junto con el Santo Padre, ya que el 25 de octubre el papa Francisco les recibirá en el Aula Pablo VI. Tras eso, el movimiento tendrá celebraciones de la Santa Misa según el idioma de cada grupo. Durante la audiencia el Santo Padre bendecirá las cruces y les enviará a la misión.

 En el mensaje, el presidente recuerda: "Somos testigos de la presencia actuante de María y volvemos nuestra mirada a 100 años de historia conducidos por la Divina Providencia. Damos gracias por la gran fecundidad de aquellos pequeños comienzos". Y al finalizar la carta indica que el 18 de octubre la familia de Schoenstatt actualizará la Alianza de Amor mediante la firma personal del documento histórico del Acta de Fundación.

Los peregrinos que lleguen a Schoenstatt y Roma con motivo del jubileo del movimiento, recibirán dentro del pack de peregrino, una réplica de la Cruz de la Unidad, como símbolo del centenario, la que será bendecida por el Papa en la audiencia del 25 de octubre. Dicha Cruz, indica la web del movimiento, es la expresión simbólica de esta oración del Hacia el Padre. Juntas, oración y cruz, señalan hacia aquello que está en el centro de la espiritualidad Schoenstattiana. Aquellos que no puedan estar presentes en Schoenstatt o en Roma y deseen obtener su cruz podrán adquirirla a través de sus respectivos encargados nacionales o a través de otros peregrinos.

En el marco del año jubilar de Schoenstatt, miembros del movimiento en Paraguay y del equipo redaccional de Schoenstatt.org y sus lectores están trabajando en un proyecto solidario que contempla la construcción de “Cien Casas Solidarias” para familias que viven en extrema miseria, en la periferia de Asunción. Hasta el momento el proyecto lleva construidas 79 casas pero la meta es 100; en gratitud por los 100 años de Alianza de Amor que el padre fundador, José Kentenich, selló con la Virgen María en Schoenstatt, Alemania.

Siempre por el aniversario, en Argentina se realiza la jornada anual del Centro Pedagógico José Kentenich (CPJK), que se llevará a cabo del 16 al 18 de agosto en el predio de Nuevo Schoenstatt, en Florencio Varela, con el tema "Celebrar 100 años de experiencia pedagógica", indica la web del movimiento.

Casi un año atrás, el cardenal Stanislaw Rylko, presidente del Consejo Pontificio para los Laicos, fue el primero en ingresar al Santuario Original al iniciar este año de jubileo, representando a toda la Familia de Schoenstatt a lo largo y ancho del mundo.