El santo padre recibe a dirigentes de la nueva fundación: Carlos María Martini

Francisco: "Hacíamos los ejercicios espirituales con los textos del cardenal. La fundación promoverá la obra intelectual del purpurado

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 1027 hits

El santo padre Francisco recibió hoy en el Vaticano a los representantes de la Fundación Carlos María Martíni, que le fue presentada en una audiencia privada, con motivo del primer año de la muerte del cardenal. “La memoria de los padres es un acto de justicia” dijo el papa y “Martini fue un padre para toda la Iglesia”.

“También nosotros al 'final del mundo' hacíamos ejercicios con sus textos” recordó. En el discurso a los representantes de la Fundación, el papa además subrayó el papel del cardenal  Martini en la XXXII Congregación General de los jesuitas en 1974, durante la cual, y no sin tensiones, se profundizó la relación entre fe y justicia.

El santo padre recordó con gratitud y estima la figura del cardenal definiéndolo “profeta de discernimiento y de paz”.

El empeño de la Fundación, que tiene sede en la ciudad italiana de Milán, opera en Italia. Entre sus objetivos está:

- recoger las obras, los escritos y las intervenciones del cardenal Martini; promover el estudio y autorizar las publicaciones;

- mantener y sostener el diálogo ecuménico, interreligioso, con la sociedad civil y con los no creyentes, así como profundizar la relación indisoluble entre fe, justicia y cultura;

- promover el estudio de la sagrada escritura con un corte que ponga en juego también otras diciplinas, entre las cuales la espiritualidad y las ciencias sociales;

- contribuir a proyectos formativos y pastorales que valoricen la pedagogía ignaciana, especialmente dirigida a los más jóvenes;

- apoyar la profundización del significado y la difusión de la práctica de los ejercicios espirituales.

La fundación además ofrece, a través de su web www.fondazionecarlomartini.it, espacio a la voz de los numerosos testimonios de personalidades y gente común para quienes la figura del cardenal representó un punto de referencia.