''El Señor guía la historia con su Espíritu''

Presentado el Mensaje al Pueblo de Dios

| 2183 hits

CIUDAD DEL VATICANO, viernes 26 octubre 2012 (ZENIT.org).- El mensaje al Pueblo de Dios de la XIII asamblea sinodal fue presentado hoy en la sala de prensa de la Santa Sede por el cardenal arzobispo de Florencia Giuseppe Betori; el arzobispo de Montpellier Pierre-Marie Carré; y el arzobispo de Manila Luis Antonio Tagle, y moderado por el portavoz padre Federico Lombardi.

Un documento el presentado hoy del que se desprende “que el Señor guía la historia con su Espíritu y esto da serenidad a los creyentes delante de las nuevas problemáticas”, indicó el cardenal florentino. Un documento que es fruto del sínodo, si bien non el fruto final que será la exhortación apostólica realizada por el santo padre. Un texto que reconoce los problemas, los enfrenta y reconoce la vitalidad existente en la Iglesia.

Un documento que si bien es largo puede ser leído por todos, tomando los dos primeros puntos que son generales y seguido de los que le interesan a cada fiel de modo particular. “Por ejemplo un joven puede tomar el 1 y 2 y después pasar al punto 9.

Los desafíos planteados en el sínodo fueron con tono positivo, como oportunidad, con una intervención constante de los obispos, en la que se salió una “síntesis de comunión”. Y que cuanto más difícil era la situación analizada más alentadoras fueron las propuestas. Y ejemplificó: “Estamos preocupados por la juventud, debido a las amenazas del mundo actual, si bien al mismo tiempo les vemos [a los jóvenes] con mucha confianza”.

El cardenal indicó que respecto a las asambleas sinodales anteriores, el documento hoy presentado tiene una articulación que toma en cuenta los continentes, con sus condiciones y contextos culturales muy diversos.

El arzobispo de Manila indicó que las preocupaciones levantadas por los padres sinodales y los expertos fueron tomados en la redacción del documento con una forma mentis de apertura y con una universalidad del mensaje dada en el encuentro con el Señor. Un documento que en muchas partes representa a una Iglesia muy simple, pobre, que sufre los cambios que suceden en el mundo y al mismo tiempo comparte los sufrimientos de la sociedad.

Subrayó también una característica particular del texto, la de dirigirse a cada uno de los continentes: “Un punto muy alto, porque demuestra que la comunión se verifica dando espacio a la diversidad”.

Sobre la extensión del mensaje, el cardenal Betori explicó la dificultad de hacer uno corto, visto que el tema de la nueva evangelización tratado por la asamblea sinodal “no se limita a un aspecto sino a la Iglesia y su visión en cuanto tal”. Sobre la piedad popular, indicó que hay solamente una breve indicación pues si bien era un tema importante no prevalecía sobre el de la parroquia.

Sobre el diálogo interreligioso, monseñor Tagle indicó que el tema estuvo muy presente en el aula sinodal, si bien con configuraciones muy locales, por lo que considerando la variedad y diversidad no era posible abordarlo.

Las familias en situación irregular, fue otro tema sobre el que el cardenal Betone respondió. Indicó que el mensaje sigue las impostaciones dadas en el Encuentro Mundial de las Familias que se realizó en Milán y contó con la presencia del papa. Y subrayó la necesidad de estar cerca de estas familias, si bien es un trabajo de acogida más a nivel de las propias parroquias, manteniendo la disciplina sobre los sacramentos.

El cardenal de Florencia, siempre en las respuestas, recordó que el mensaje demuestra que la Iglesia está viva, que no acepta una visión catastrofista de su realidad, y que se vio esto también en las intervenciones de los auditores y expertos. “Hay gran consciencia de que la Iglesia está viva”, dijo.

El cardenal Carré retomó el tema indicando que si bien en Francia “nuestra Iglesia está sufriendo el cambio desde una época en la que había fuertes relaciones entre el evangelio y la sociedad, hacia un mundo en el cual no hay puntos de referencia claros, sentimos que no estamos solos, y mi Iglesia vive en la esperanza y en la confianza”.

“He sentido temor --añadió el arzobispo de Manila- sobre la disminución del número de los católicos practicantes, de parroquias cerradas, o del sentido religioso que decae. En Asia este sentido de la Iglesia es muy fuerte y mismo si estamos en minoría vemos la plenitud de la Iglesia y los testimonios”.

El arzobispo de Manila, interrogado sobre el papel de las comunidades extranjeras que inmigraron a países de nueva evangelización, recordó la existencia de un lado negativo en la inmigración, que es dejar a las familias y las raíces. Y el positivo es que estas comunidades dan muchas veces testimonio de fe en los países que les reciben.

¿Qué cambia mañana después del mensaje de los padres sinodales? “La finalidad del mensaje no es decir lo que haremos mañana, empezando porque faltan las preposiciones finales y la exhortación del papa --indicó el purpurado- sino alentar a la conversión”.

No hay un punto en el mensaje referido a quienes se han alejado, y esto por la multiplicidad de motivos, como la inercia, el abandono y los casos de contestación, mientas que el empuje no lleva a distinguir entre estas situaciones.

Salió además el tema de una Iglesia más humilde, a lo que el arzobispo Tagle indicó que se trata “no de una estrategia sino de una elección, en particular en esta época. Porque el amor dado no pide una contrapartida”.

La presencia de la mujer a través de la alusión a la samaritana, al hablar de la familia y de la vida consagrada, con un agradecimiento al trabajo de las mujeres en nuestra comunidad, fue subrayado, más la especificidad de la mujer que su igualdad, lo que hubiera llevado a revindicaciones. 

La editorialista de una revista especializada en mujeres, agradeció que se citara a la samaritana en el documento, a lo que el cardenal Betori indicó que fueron también citadas al hablar de la familia y de la vida consagrada, con un agradecimiento al trabajo que realizan en la comunidad cristiana. Precisó el arzobispo de Florencia que se ha subrayado más la especificidad de la mujer que su igualdad, lo que hubiera sido considerado como una revindicación.

Ver el texto completo del mensaje en: http://www.zenit.org/article-43455?l=spanish.