El sociólogo italiano Introvigne, representante de la OSCE

Trabajará contra la discriminación de los cristianos y miembros de otras religiones

| 1793 hits

ROMA, martes 11 de enero de 2011 (ZENIT.org).- De cara a la inauguración de su mandato, que tendrá lugar en el Hofburg de Viena (Austria) mañana 12 de enero, el Ministro de Exteriores de Lituania Audronius Azubalis, presidente de turno para el año 2011 de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), ha nombrado al italiano Massimo Introvigne “Representante OSCE para la lucha contra el racismo, la xenofobia y la discriminación, con una atención particular a la discriminación contra los cristianos y lo miembros de otras religiones”.

La OSCE es la mayor organización internacional en el campo de la seguridad y de la promoción de los derechos humanos.

Sus 56 países miembros comprenden todos los de Europa (incluida la Santa Sede, que es miembro fundador) y del Asia Central ex-soviética, más Estados Unidos y Canadá, con una participación especial de otros países del Mediterráneo (entre los cuales Marruecos e Israel), de Asia (entre los cuales Japón y Corea del Sur) y de Australia.

La importancia creciente de la OSCE fue confirmada por la cumbre de diciembre de 2010 en Astaná, en Kazajstán, en la que participaron numerosos Jefes de Estado y de Gobierno y otras autoridades, entre las cuales el cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado vaticano, la secretaria de Estado estadounidense Hillary Clinton, el Primer Ministro ruso Medvedev, entre otros.

La OSCE actúa a través de Representantes, que dependen directamente del presidente de turno. El mandato del Representante para la lucha contra la discriminación incluye la vigilancia y las iniciativas contra el racismo, la xenofobia y la discriminación contra los cristianos y los miembros de las demás religiones distintas del judaísmo y del islam (para estas dos religiones ya existen en la OSCE dos representantes propios).

La OSCE lleva a cabo desde hace años un importante papel de vigilancia en el sector de los derechos humanos y de la libertad religiosa. La presidencia lituana muestra su intención de desarrollar también el aspecto cultural y educativo de esta vigilancia a través de convenios e inicitaivas en distintos países.

Massimo Introvigne, sociólogo de las religiones, nació en Roma en 1955 y vive y trabaja en Turín. Es autor de sesenta obras, muchas de las cuales están dedicadas al pluralismo y a la libertad religiosa.

Es vice-responsable nacional de Alleanza Cattolica y director del Centro de Estudios sobre las Nuevas Religiones (CESNUR), y desde hace años está comprometido en la denuncia de las persecuciones contra las minorías religiosas, sobre todo contra los cristianos.

Introvigne sucede a otro italiano, el europarlamentario Mario Mauro, y su candidatura ha sido apoyada también por la diplomacia de la Santa Sede, coordinada por el subsecretario para las Relaciones con los Estados, monseñor Ettore Ballestrero.

Massimo Introvigne comenta para ZENIT la trascendencia de esta elección, su colaboración puede leerse en la sección Foros (www.zenit.org/article-37837?l=spanish).