El superior general de los Teatinos gana el Premio Mundial de Poesía Mística

| 2069 hits

QUITO, miércoles, 13 diciembre 2006 (ZENIT.org-Veritas). El religioso Valentín Arteaga, prepósito general de los Clérigos Regulares Teatinos, ha sido el ganador, con su obra «Oficio en mi menor», de la XXVI edición del Premio Mundial de Poesía Mística, que otorga anualmente la Fundación Fernando Rielo.



La entrega del premio tuvo lugar este martes, 12 de diciembre, en Quito
(Ecuador), en un acto al que Arteaga no pudo acudir debido a su estado de salud, pero en el que se hizo presente por videoconferencia desde Madrid, leyendo algunos poemas, según informó la Fundación Fernando Rielo.

Además del premio principal, en esta edición y debido a «la gran calidad y creatividad de los poemarios» presentados, se ha otorgado también un accésit al cubano Roberto Méndez y mención de Honor al mexicano Rufino Grandes. Hay que destacar que de los once finalistas, ocho eran latinoamericanos.

La obra de Arteaga «Oficio en mi menor», «está compuesta de un conjunto de poemas de contemplación y recuerdo en las que se entrelazan la pasión amorosa por lo divino, las referencias bíblicas y la nostalgia de un pasado transfigurado por la fe», según explicó la Fundación que otorga el Premio.

Entre los asistentes al acto de entrega de premios estaban los miembros ecuatorianos del Comité de Honor del Premio –presididos por el arzobispo de Quito, monseñor Raúl Vela– y entre los que se encontraban el alcalde de la ciudad, Paco Moncayo; el presidente de la Academia Ecuatoriana de Historia Eclesiástica, Carlos Freile, y el rector de la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL) Luis Miguel Romero.

Valentín Arteaga nació en Campo de Criptana (Ciudad Real) y es sacerdote religioso teatino. Licenciado en Teología dogmática por la Universidad Pontificia Gregoriana de Roma, ha impartido la docencia en los seminarios Teatino y Diocesano de Palma de Mallorca.

Después de ejercer su ministerio sacerdotal en Palma de Mallorca, Menorca, Madrid, Torrejón de Ardoz y Tomelloso, la Provincia de la Inmaculada y San Alfonso de los Clérigos Regulares de España, lo eligió durante tres trienios consecutivos Superior Mayor. El Capítulo General de la Orden de los Teatinos le encomienda en junio de 2003 el servicio de Prepósito General, trasladando desde entonces su residencia a Roma.

Arteaga cuenta con numerosos libros publicados tanto en prosa como en poesía; entre ellos los últimos son «Resplandor para un éxtasis» (1993), «Mujer junto al poniente» (1994), «Manual de ceremonias» (1995), «Tránsito» (1997).

Entre los premios conseguidos, destacan el «Ciudad de Palma», «Fray Luis de
León», o «Santa Teresa de Jesús».

Reproducimos uno de los poemas de la obra ganadora del Premio Mundial Fernando Rielo de Poesía Mística:


HIMNO
Jn 1, 35-42

Eran las cuatro en punto de la tarde
y se copiaba el sol sobre la mar cuando aquellos discípulos
marcharon tras de Ti.
¿Dónde habitas, Señor?
También nosotros recordamos, Señor, perfectamente
la hora justa, incluso el color de los cielos, el color de tus ojos
y el timbre de tu voz.
La luz marcaba exacta tu ternura. Se pusieron las cosas
a temblar de emoción. Qué tic tac tan profundo en nuestro pecho.
De modo que, discípulos también, como ellos pusimos
nuestros pasos encima de tus huellas.
Qué incendio de alegría quemándonos la sangre.
No fue casual, Señor.
Pasaste por allí con la intención perfecta de encontrarnos.
¿Dónde habitas, Señor? Venid y lo veréis, nos respondiste.
Fuimos y vimos. Se nos grabó para siempre tu mirada.
Y ahora, cuando pasamos por las calles, nos contempla la gente:
Son los que han visto al Señor. En eso estamos.
El corazón nos marca la hora en punto de la felicidad.



Más información en http://www.rielo.com.