El tema del plebiscito se convierte en crucial en las próximas elecciones en Puerto Rico

Los obispos escriben mensajes para iluminar la opción de los votantes

| 1491 hits

Por Nieves San Martín

SAN JUAN, martes 2 octubre 2012 (ZENIT.org).- El próximo 6 de noviembre, el pueblo de Puerto Rico está convocado a las elecciones generales. Este año se celebrará, además, en la misma fecha, un plebiscito sobre el estatus de Puerto Rico y su relación con los Estados Unidos. Como se sabe, Puerto Rico en la actualidad es un Estado Libre Asociado a Estados Unidos. El plebiscito se ha convertido en objeto de controversia a menudo violenta en este país.

En la relación de Puerto Rico con Estados Unidos, históricamente las tres posturas defendidas por diversos sectores del país han sido tres: la de los que quieren permanecer en la actual situación (estadolibrismo), la de quienes prefieren que Puerto Rico se integre como un estado más del vecino del norte (estadidad) y la de quienes optan por la separacion total (independentismo).

Son posturas que desde hace mucho tiempo han estado presentes en los debates políticos del país borinqueño pero que en este proceso electoral han tomado especial fuerza y virulencia entre los defensores de una u otra opción.

Mientras la Conferencia Episcopal hacía público un mensaje de fecha 21 de septiembre de 2012, en el que, sobre todo, los obispos puertorriqueños ofrecen pistas para el discernimiento, el arzobispo de San Juan, la capital, escribía otro llamando a la paz e invitando a rezar el rosario en este periodo previo a unos comicios con resultado incierto, y que ha llenado los espacios de los medios de comunicación y llegado a disputas violentas en la calle.

El mensaje de la Conferencia Episcopal fue firmado por todos los obispos de Puerto Rico menos uno. El obispo de Arecibo, monseñor Daniel Fernández Torres.

El obispo de Arecibo, en una entrevista con el periódico El Vocero, que fue parcialmente reproducida por este diario, explicaba las razones de esta actitud, añadiendo que la había explicado a sus hermanos obispos y ellos la habían comprendido. Monseñor Daniel Fernández Torres ha enviado a ZENIT el contenido íntegro de la entrevista mutilada, seún el obispo, por El Vocero.

Según monseñor Daniel Fernández Torres, que está de acuerdo casi por entero con el mensaje de los obispos de Puerto Rico, de las dos secciones del documento—El Mensaje y la Guía de Orientación—, la parte inicial, el Mensaje, fue la que incluyó el tema del plebiscito de estatus.

El obispo de Arecibo considera crucial --y así lo expresó en la citada entrevista a El Vocero- que el Mensaje final citara la referencia a la Declaración de la Conferencia Episcopal Puertorriqueña en 1983, donde los obispos de Puerto Rico expresaron su postura en relación al estatus del país, citando a León XIII. Sin embargo, tal referencia no apareció en el Mensaje Final.

Esta es la respuesta completa del obispo de Arecibo a la pregunta del diario portorriqueño de por qué no suscribió el Mensaje de la Conferencia Episcopal divulgado el 21 de septiembre de 2012:

"El mensaje de la Conferencia Episcopal, según aprobado por los Obispos firmantes el sábado, 22 de septiembre de 2012, tiene dos partes. La primera, es la sección a la que me haces referencia. La segunda parte es una 'Guía de Orientación', que se aprobó con la siguiente anotación: 'Como complemento al Mensaje con Motivo de las Elecciones de noviembre 2012 la Conferencia Episcopal de Puerto Rico (CEP), propone algunas indicaciones para la formación e información del votante'.

Esta 'Guía de Orientación' (adjunta) directamente incluye, entre otros temas, los puntos que no son negociables según lo ha establecido el Papa y la respuesta del Magisterio a cualquier atentado contra esos puntos, incluyendo las propuestas dirigidas a incluir la ideología de géneros en las escuelas públicas del país.

De las dos secciones del documento --El Mensaje y la Guía de Orientación--, la parte inicial, o sea, el Mensaje, fue la que incluyó el tema del plebiscito de estatus. En ese sentido, el Mensaje final no citó la referencia a la Declaración de la Conferencia Episcopal Puertorriqueña en el 1983, donde los Obispos de Puerto Rico expresaron: “Establecemos claramente, desde este momento, que ninguna de las tres alternativas políticas –estadidad, estadolibrismo e independencia-está reñida de por sí con el Evangelio. Y así lo expresó León XIII: ‘Los pareceres diferentes en materia política pueden ser difundidos honesta y legítimamente dentro de su propia esfera. La Iglesia no condena en modo alguno las preferencias políticas con tal que éstas no sean contrarias a la religión y a la justicia social’”.

De este modo, no quedó suficientemente claro, a mi entender, para todos los fieles, que el actual plebiscito de estatus pertenece al orden de lo temporal, donde los laicos tienen la libertad de escoger ante las diferentes alternativas, pues como dijo la declaración del 1983, ninguna de las alternativas propuestas en el plebiscito se opone de por sí al Evangelio.

En vista de lo anterior, tomé la decisión de que, en conciencia, sí podía firmar la segunda parte de la declaración, o sea, la Guía adjunta, pero no la primera parte, que corresponde al 'Mensaje'. Así lo notifiqué a mis hermanos obispos quienes respondieron que respetaban mi decisión".

Por su parte el arzobispo San Juan de Puerto Rico, Roberto González Nieves OFM, hizo público un mensaje en el que aborda el mismo tema del proceso electoral y propone rezar por la paz, publicado por ZENIT ayer: http://www.zenit.org/article-43253?l=spanish.

"Este mes del Rosario por la Paz lo celebramos a escasos días del plebiscito y las elecciones generales en Puerto Rico. Para todos y todas es un momento propicio para orar por la paz durante todo este proceso eleccionario. La violencia física no es la única forma de violentar la paz. También se violenta la paz cuando se ataca la dignidad de los candidatos, sus familiares y sus seguidores; cuando se interrumpen actos políticos pacíficos; cuando se destruye propaganda política; cuando se persigue al contendor con insultos, con odio y venganza hacia el adversario político", afirma en su mensaje el arzobispo de la capital.

Se puede leer el Mensaje de los obispos Conferencia Episcopal de Puerto Rico, de 21 de septiembre de 2012 en: "Dichosos los que construyen la paz, porque Dios los llamará sus hijos".