El tenor José Carreras explica cómo ha cambiado su vida la enfermedad

Al inaugurar el Meeting de Rimini, organizado por Comunión y Liberación

| 473 hits

RIMINI, miércoles, 25 agosto 2004 (ZENIT.org).- El tenor mundialmente reconocido José Carreras inauguró el 22 de agosto el Meeting de Rimini, encuentro promovido en la localidad italiana por el movimiento Comunión y Liberación, ofreciendo su voz y su testimonio de vida.



Carreras, que ha sobrevivido a la leucemia, interpretó pasajes de Verdi, Bellini, Doninzetti que fueron comentados por escritos de monseñor Luigi Giussani, fundador de esa nueva realidad eclesial, y leídos por el actor de teatro italiano Franco Branciaroli.

El tenor español declaró en una entrevista publicada por el diario «Avvenire» (22 de agosto) que «hoy más que nunca la música puede ayudar a las personas a reflexionar sobre la vida, puede ser un instrumento de diálogo que permite el encuentro de culturas».

«Lo digo después de las heridas que han dejado su huella en mi país, España... Al ver este mundo en el que la violencia y el odio son tan comunes...», subrayó.

El tenor revela que en octubre participará en la peregrinación de enfermos franceses y españoles en el santuario mariano de Lourdes.

«Ofreceré un concierto. Es una gran alegría para mí, una experiencia única, al entrar en contacto con el sufrimiento y la fe», comentó.

Por lo que se refiere a los momentos en que estuvo enfermo, Carreras reconoce que fue «un período difícil, momentos duros de superar que me han dejado una marca indeleble».

«Tuve la suerte de quedar curado de la leucemia y logré encontrar el lado positivo del dolor: hoy puedo decir que he cambiado, que he modificado la escala de las prioridades en la vida», concluyó.