El terrorismo de ETA, «realidad perversa», según la Conferencia Episcopal Española

Aprueba una Instrucción Pastoral en la 79 Asamblea Plenaria

| 382 hits

MADRID, 22 noviembre 2002 (ZENIT.org).- Ante el terrorismo de ETA, calificado de «realidad intrínsecamente perversa» e injustificable, los obispos españoles han proclamado nuevamente la necesidad de la conversión de los corazones como único camino de la verdadera paz.



En la mañana de este viernes la Conferencia Episcopal Española (CEE) aprobó la Instrucción Pastoral «Valoración moral del terrorismo en España, de sus causas y de sus consecuencias» en el marco de la 79 Asamblea Plenaria, recién concluida en Madrid, según difundió la Oficina de Información del organismo.

Monseñor Eugenio Romero Pose, obispo auxiliar de Madrid, presentó el documento en el que se emite un juicio moral sobre el terrorismo de ETA, aplicable tanto a la organización terrorista como a sus colaboradores: «El terrorismo es una realidad intrínsecamente perversa, nunca justificable, que debe ser calificada como una “estructura de pecado”».

Según la Instrucción Pastoral aprobada, ETA «es una asociación terrorista, de ideología marxista revolucionaria, que propugna un nacionalismo totalitario y persigue la independencia del País Vasco por todos los medios».

El documento no enjuicia moralmente el nacionalismo en general --«opción política que puede ser perfectamente legítima y moral, cuando se armoniza con las exigencias del bien común--, sino el nacionalismo de ETA, que es totalitario e idolátrico y, en consecuencia, gravemente inmoral».

Respecto a la voluntad impositiva de independencia, los obispos han querido recordar --siguiendo la Doctrina Social de la Iglesia-- que «no cualquier pretensión de independencia es moral. Poner en peligro la convivencia de los españoles, negando unilateralmente la soberanía de España, no es ni prudente ni moralmente aceptable», dice el documento.

En este contexto, «la Constitución española de 1978 es hoy el marco ineludible de convivencia», subrayaron.

La Instrucción hace un llamamiento a la esperanza, proclamando la necesidad de la conversión como «único camino para la verdadera paz». Además, se pide a todos los católicos que «hagan de sus comunidades centros de comunión de personas, donde se condene sin equívocos el terrorismo y se comparta la fe que construye la fraternidad».

Se insiste también en la «necesidad ineludible de acompañar y atender, de modo especial, a las víctimas del terrorismo», y se invita a ofrecer y recibir el perdón, constatando que «no hay paz sin justicia, ni justicia sin perdón».

Otros temas
La Asamblea Plenaria de la CEE ha aprobado asimismo el documento sobre pastoral gitana titulado «La Iglesia y los gitanos». Éste se dará a conocer a mediados del próximo mes de diciembre, en cuanto se incorporen las últimas informaciones presentadas por los obispos.

El V aniversario de la beatificación de Ceferino Giménez Malla, primer gitano beatificado por la Iglesia, es el contexto de publicación de este documento que ha sido preparado por la Comisión Episcopal de Migraciones, a cuyo cuidado está la pastoral gitana.

Los capítulos que integran el documento son: «Los gitanos españoles, una minoría importante hoy», «Breve mirada a la historia», «Un presente con muchas luces y algunas sombras», «Los valores gitanos. Fidelidad a la tradición y renovación», «Misión de la Iglesia entre los gitanos: autocrítica y renovación» y «Orientaciones pastorales: Criterios y actitudes y líneas operativas y servicios de animación pastoral».

Además, durante la Asamblea Plenaria monseñor José Sánchez González, obispo de Sigüenza-Guadalajara y presidente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social, y monseñor Bernardo Herráez Rubio, presidente del Consejo de Administración de la Cadena COPE, presentaron un amplio informe sobre Popular TV, proyecto televisivo de COPE, que cuenta ya con unos treinta postes emisores en otras tantas diócesis españolas.

La Asamblea Plenaria de la CEE ha expresado igualmente su satisfacción por la liberación, el pasado viernes 15 de noviembre, del obispo de Zipaquirá (Colombia) y Presidente del CELAM, monseñor Jorge Enrique Jiménez Carvajal, secuestrado días atrás por las FARC, junto a un sacerdote de su diócesis. La CEE ha felicitado a monseñor Jiménez, dando gracias a Dios por esta liberación y rogando por la pacificación de este país hermano.

Los obispos españoles oran también por la paz en Tierra Santa e invitan al pueblo de Dios que peregrina en España a la plegaria incesante por esta intención.