El tren de los niños: un viaje a través de la belleza

En un 'frecciargento' que el domingo parte de Milán. En Roma les esperará el papa Francisco. Llevará a pequeños con dificultades psico-sociales

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Rocío Lancho García | 794 hits

Un tren Frecciargento llegará a Roma el 23 de junio con 250 niños. Es la iniciativa "El tren de los niños: un viaje a través de la belleza". Los pequeños, marcados por experiencias de dificultad de inserción social o con problemas psico-sociales, han trabajado durante los últimos meses en un programa didáctico que les ha llevado a estudiar las catedrales de sus ciudades: Milán, Boloñia y Florencia.

La iniciativa, dentro del marco del "Atrio de los Niños", ha sido presentada esta mañana en la Sala de Prensa de la Santa Sede. El tren saldrá de Milán y hará parada en Boloñia y Florencia para llegar al Vaticano y ser acogidos por el papa Francisco. En la presentación han participado el cardenal Gianfranco Ravasi, presidente del Pontificio Consejo de la Cultura; Mauro Moretti, administrador delegado de las Ferrovías del Estado Italiano y Patrizia Martínez, organizadora y coordinadora de la iniciativa.

El "Atrio de los Gentiles" es una iniciativa presidida por el cardenal Gianfranco Ravasi y tiene entre sus objetivos principales el de favorecer y instaurar el diálogo constructivo entre creyentes y no creyentes. Con una atención especial a los niños desfavorecidos ha nacido el "Atrio de los Niños", un espacio que se dedica a la construcción de los valores universales, a través de acciones didácticas y formativas.

Esta es una iniciativa, según ha señalado la coordinadora Martínez, para "dar luz y voz a la alegría entusiasmo de los niños". Ya en el mes de enero se formó un equipo didáctico y cultural. El trabajo ha consistido en estudiar la historia de los obreros, artesanos y artistas que trabajaron para dar belleza y forma a la catedral de Milán, Bolonia, Florencia y la columnata de la plaza de San Pedro.

Para los niños enfermos del hospital pediátrico Niño Jesús se ha creado un proyecto cultural  concreto para esta iniciativa. Durante los meses de marzo a mayo se han desarrollado los laboratorios didácticos y culturales en las asociaciones que acogen a estos pequeños.Desde abril comenzaron las visitas de los niños a las catedrales de sus ciudades.  El broche final llegará el 23 de junio, cuando el tren se detenga en Roma y los niños bajen desplegando largas telas de colores que se unirán simbólicamente con las telas de las ventanas del hospital infantil de Roma.

Estas telas representa largos y fuertes "andenes-puentes de amistad". Los niños también llevarán consigo los trabajos realizados en estos meses. Del mismo modo la música será protagonista de la jornada, con la banda musical de niños del Instituto Virgilio y otros 50 niños que acogerán a los pequeños viajeros mientras que la Orquesta Popular Italiana animará el recorrido en el tren.

En torno a 450 pasajeros, entre los niños y sus acompañantes, viajarán en el tren puesto a disposición por Ferrovías del Estado italiano. El objetivo es también promover la experiencia directa de la creación artística, acercar los niños a la comunicación visual y el lenguaje de las imágenes. Esto es lo que se ha realizado durante el tiempo de preparación, acompañando a  los niños a las catedrales de sus ciudades, educándoles en la belleza y en la fuerza de la cooperación como bien común.

Durante el viaje de Milán a Roma, se propondrán otros itinerarios educativos y artísticos dedicados a los niños. En la iniciativa del "Atrio de los niños" colabora también el hospital del Niño Jesús de Roma, que proporcionará a través de su personal el apoyo necesario a la acogida y las actividades de los niños. En la rueda de prensa, han mostrado unas telas de colores que colgarán de las ventanas del hospital, como muestra de participación de los pequeños, ya que no podrán estar presentes durante las actividades en Roma con los demás niños.

El cardenal Ravasi ha señalado sobre la iniciativa que "es significativa porque se trata precisamente de los 'jóvenes en miniatura' que comienzan su recorrido y que lamentablemente a menudo ya es desviado desde el inicio". Ha añadido también sobre los niños que "está allí la raíz de la cual debemos construir una generación de jóvenes que tengan todavía, por un lado la belleza de la creatividad - que no aparezcan ya viejos desde el inicio - que no estén desalentados como lo estamos nosotros, pero que estén preparados a vivir más aún el futuro que les espera".

A este tren se subirán niños de diferentes nacionalidades, de China, Japón, Costa de Marfil, Perú, Sri Lanka, Albania, Filipinas, Serbia, Rumania, Ucrania, Italia, Alemania. Estarán acompañados de educadores, familiares y voluntarios. La iniciativa comenzó en diciembre de 2012 con encuentros entre entes e instituciones de las cuatro ciudades italianas que acogen niños con dificultades sociales, familiares y económicas. Patrizia Martínez ha explicado que para casi todos los pequeños se trata de la primera vez que viajarán en tren y de la primera vez que visitan la catedral de la ciudad donde viven.

Por su parte, Mauro Moretti ha destacado el apoyo a esta iniciativa como la confirmación del fuerte compromiso social que desde siempre ha diferenciado la acción de esta empresa. Además "dedicaremos a estos pequeños viajeros todas nuestras mejores atenciones, como ya hacemos cada día con nuestros pasajeros. Las mujeres y hombres de FS italianas harán todo lo necesario para asegurar a los niños un viaje tranquilo y dejarles un buen recuerdo de la jornada".