El Tribunal Supremo de Brasil discute el aborto de anencéfalos

El juicio de los ministros será precedido por audiencias públicas

| 1100 hits

BRASILIA, jueves, 28 agosto 2008 (ZENIT.org).- El Tribunal Supremo Federal de Brasil (STF) inició este martes una serie de tres audiencias públicas para discutir el aborto de los fetos anencéfalos.

El tema es abordado por la Acusación de Incumplimiento del Precepto Fundamental (ADPF) 54, que se tramita en la Corte. La ADPF fue promovida por la Confedereración Nacional de los Trabajadores de la Salud (CNTS), con el objeto de despenalizar el aborto de fetos anencéfalos.

Entidades y especialistas han empezado a ser oidos por los ministros en los días 26 y 28 de agosto, y el día 4 de septiembre.

En el inicio de la primera sesión, el 26 de agosto, representando a la Conferencia Episcopal de Brasil (CNBB), habló el padre Luiz Antônio Bento, doctor en Bioética.

Según el departamento de prensa del STF, el sacerdote defendió la humanidad del feto, que es un ser humano, aunque con una malformación.

Sostuvo que no es posible huir de la realidad de que el aborto es la muerte deliberada directa, independientemente de la forma en que se realice, de un ser humano en la fase inicial de su existencia.

“Nadie puede autorizar que se de muerte a un ser humano inocente, sea embrión, feto, o niño sin o con malformación, adulto, viejo, enfermo, incurable o agonizante”, afirmó el padre.

Sostuvo también que sólo por el hecho de pertenecer a la especie humana ese individuo tiene dignidad, que debe ser respetada.

“El feto anencefálico es un ser humano vivo” y su reducida expectativa de vida no niega sus derechos, su identidad, dijo.

Traducido del portugués por Nieves San Martín