El Vaticano envía un mensaje de paz a los creyentes en las religiones tribales

Al concluir un congreso mundial celebrado en Roma

| 1035 hits

CIUDAD DEL VATICANO, lunes, 17 enero 2005 (ZENIT.org).- La Santa Sede ha enviado, a través de las Iglesias locales, un mensaje a los creyentes en las religiones tradicionales o tribales para invitarles a contribuir en la construcción de la paz.



Es la conclusión del congreso mundial clausurado este sábado en el Vaticano sobre «Los recursos para la paz en las religiones tradicionales», convocado por el Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso.

Se trata de las religiones étnicas o tribales, desarrolladas en un grupo étnico específico particularmente en África, Asia, y América Latina, que común y erróneamente se llaman «animistas».

Los participantes en el encuentro eran en su totalidad católicos, pues es difícil contar con representantes institucionales de este tipo de religiones --no suelen tener este tipo de organización-- y en ocasiones no se sienten con confianza para hablar de sus «secretos», explicaron fuentes del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso.

Según ha revelado el arzobispo Michael Fitzgerald, presidente del dicasterio vaticano organizador a los micrófonos de «Radio Vaticano», «enviaremos nuestro mensaje a las Iglesias locales y a las comisiones para el diálogo. A ellas les corresponderá retomar la cuestión y seguir adelante en la dirección del diálogo para que todas las tradiciones religiosas puedan contribuir a la paz».

El padre Theodore Mudiji, director del Centro de Estudios de Religiones Africanas y profesor en la Universidad Católica de Kinshasa, en la República Democrática del Congo, reveló que el diálogo entre católicos y exponentes de estas religiones en África (sesenta millones) ha experimentado en los últimos años un «gran esfuerzo».

«Se da un diálogo con el que se buscan los valores comunes para caminar en la fraternidad humana», aclara.