El Vaticano ofrece becas para un curso de verano para futuros astrónomos

| 2004 hits

CIUDAD DEL VATICANO, 13 junio 2003 (ZENIT.org).- Más de la mitad de los alumnos que en este año participarán en el curso de Observación Astronómica y Astrofísica organizado por el Observatorio Vaticano podrán hacerlo gracias a becas ofrecidas por la Santa Sede.



Según informa un comunicado este viernes, el curso tendrá lugar del 15 de junio al 11 de julio en la residencia veraniega pontificia de Castelgandolfo y estará dedicado al tema «Observación y comprensión teórica de la evolución de las galaxias: del universo próximo al universo distante».

En la nota, el Observatorio Vaticano explica que en el mismo participarán 26 jóvenes universitarios de 20 países. El Vaticano dota a los 15 estudiantes procedentes de los países en vías de desarrollo con becas que cubren al menos el 75 por ciento del coste total de la escuela, viaje, alojamiento y manutención incluidos.

La selección para participar en esta actividad bienal ha corrido a cargo del director del centro, el padre George V. Coyne, S.I. Las solicitudes presentadas eran más de 200.

El programa comprende dos conferencias matutinas, con talleres vespertinos a cargo del personal del centro y de astrónomos invitados. Durante el curso los estudiantes presentarán también una breve relación sobre su investigación o la del centro al que pertenecen.

Otras actividades incluyen ejercicios de laboratorio, utilización de los ordenadores del Observatorio para elaboración de datos y procesado de imágenes y empleo de bases de datos astronómicos. No se entregará ningún título oficial, si bien al final los alumnos recibirán un certificado de superación satisfactoria del curso. Las lecciones serán en inglés.

Los orígenes del Observatorio Astronómico Vaticano se remontan a los tiempos del papa Gregorio XIII, quien creó una comisión científica encargada de estudiar los elementos necesarios para la realización de la reforma del calendario litúrgico que tuvo lugar en 1582.

A pesar de que la sede central del Observatorio Vaticano se encuentra en Castelgandolfo, en 1981, cuando el cielo de Roma se volvió demasiado brillante para la observación, se fundó un segundo centro de investigación, «The Vatican Observatory Research Group» (VORG) en Tucson, Arizona (EE.UU.), una de las instituciones más grandes y modernas de observación astronómica.

En 1993, en colaboración con el Steward Observatory, el Observatorio Vaticano completó la construcción del Vatican Advanced Technology Telescope (VATT) en el Monte Graham, Arizona, considerado uno de los mejores lugares astronómicos en Norteamérica continental.