El Vía Crucis del Coliseo meditará sobre la pérdida del sentido del pecado

Compuesto en este año por el arzobispo Angelo Comastri

| 738 hits

CIUDAD DEL VATICANO, jueves, 6 abril 2006 (ZENIT.org).- La pérdida del sentido del pecado y sus dramáticas consecuencias para la humanidad será uno de los temas centrales del texto del Vía Crucis en el Coliseo, que en este año ha sido redactado por el arzobispo Angelo Comastri, vicario del Papa para la Ciudad del Vaticano.



Según han confirmado fuentes vaticanas a Zenit, las meditaciones que acompañan a cada una de las catorce estaciones que recorrió Jesús en su Pasión, serán publicadas en un volumen por la Librería Editorial Vaticana a partir del martes 11 de abril.

Estos textos guiarán la meditación de las decenas de miles de peregrinos que participarán en el acto con velas en las manos (comenzará a las 21,15 hora de Roma), así como de Benedicto XVI, quien presidirá este tradicional ejercicio de piedad cristiana.

Al final del Vía Crucis, el Papa dirigirá unas palabras a los presentes e impartirá la bendición apostólica.

Monseñor Comastri, de 62 años, antiguo arzobispo del Santuario Nacional de Loreto, en Italia, es desde febrero de 2005 vicario general para el Estado de la Ciudad del Vaticano y presidente de la Fábrica de San Pedro.

El arzobispo, en cuya vida ha tenido una influencia decisiva la Madre Teresa de Calcuta, predicó en marzo de 2003 los ejercicios espirituales de Cuaresma a Juan Pablo II y la Curia romana.

Las meditaciones del Vía Crucis del año pasado fueron compuestas por el cardenal Joseph Ratzinger, a petición del mismo Juan Pablo II.