Elecciones en Argentina: la política debe estar al servicio del bien común

Mensaje de monseñor José María Arancedo ante las elecciones primarias de este domingo

Roma, (Zenit.org) Redacción | 811 hits

Este domingo los argentinos están convocados a participar en las elecciones primarias, como paso previo a las elecciones legislativas del mes de octubre. Ante este hecho, el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina y arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz, José María Arancedo, ha enviado un mensaje en el que recuerda que "se trata de un acontecimiento ciudadano en el marco de la democracia republicana" y ello implica "un acto de responsabilidad cívica, de aceptación de una instancia democrática y la conciencia de ser partícipes en la vida de la República". Así mismo subraya que "como en todo acto humano interviene la inteligencia y la voluntad, pero orientadas por una concepción del hombre y de la sociedad que queremos. Actuar como ciudadanos es una cuestión de madurez que hace al bien de la comunidad".

Del mismo modo añade que "en el voto, como expresión política del ciudadano, expresamos un modo de pensar con los valores e ideas que lo definen. En este sentido el voto es un servicio que enriquece a la vida de la comunidad desde el aporte de cada ciudadano". Y advierte que "cuando a la política se la vacía de contenidos ideales y de valores, queda encerrada en el juego del poder". Por esta razón el prelado afirma que no se pueden dejar de lado los principios e ideas que expresan una visión del hombre, del mundo y de la sociedad. A este punto, el arzobispo da un paso más y recuerda que "la fe, lejos de alejarme de la realidad, me compromete con la vida y dignidad del hombre en lo concreto de la sociedad, sobre todo con quienes son más pobres y vulnerables".

Sobre la política señala que "es la mediación entre la idea y la realidad, llevada a cabo por personas con sus límites y grandezas. Se votan ideas, pero sobre todo personas. La relación entre ambas es la coherencia y esto es, esencialmente, una cuestión moral".

Por eso es importante, continúa el prelado, "en este camino de discernimiento el conocimiento de plataformas y personas, como la existencia de un diálogo respetuoso que nos ayude, desde nuestra identidad, a definir el voto que vamos a emitir". Para concluir monseñor Arancedo explica que "la política debe ser un acto de “caridad social” al servicio del bien común.