En 2005 aumentaron los donativos destinados a la misión apostólica y caritativa del Papa

Óbolo de San Pedro 2005: casi 60 millones de dólares estadounidenses

| 205 hits

CIUDAD DEL VATICANO, miércoles, 12 julio 2006 (ZENIT.org).- Los donativos dirigidos a sostener la misión apostólica y caritativa del Papa aumentaron en 2005 un 14,95% respecto al año precedente, aproximándose a los 60 millones de dólares estadounidenses.



Así lo anunció este miércoles, en rueda de prensa de presentación del balance económico consolidado de la Santa Sede para el año 2005, el cardenal Sergio Sebastiani, presidente de la Prefectura de Asuntos Económicos de la Santa Sede.

Fuera del balance de la Santa Sede propiamente dicho, está el Óbolo de San Pedro. Está constituido por el conjunto de donativos destinados a la citada acción del Papa.

Se integra de la colecta que se realiza en las Iglesias particulares, sobre todo en la solemnidad de San Pedro y San Pablo, de las aportaciones de los Institutos de vida consagrada y de Fundaciones, así como de donativos de fieles particulares.

En 2005 se recibieron donativos por un total de 59.441.654,64 dólares estadounidenses [más de 46,7 millones de euros], con un aumento del 14,95% respecto al año anterior.

El Santo Padre destinó tales recursos –precisó el cardenal Sebastiani-- a intervenciones caritativas para manifestar la cercanía de la Sede Apostólica y de la Iglesia universal a las poblaciones de varios países del mundo, golpeados por calamidades como inundaciones, carestías, guerras o enfermedades, entre otras.

Igualmente ha empleado estos fondos para sostener numerosas iniciativas de las comunidades eclesiales del Tercer Mundo, orientadas a la promoción humana y en ayuda de las Iglesias locales más pobres.

El origen histórico del Óbolo de San Pedro se remonta a finales del siglo VIII, cuando los anglosajones se convirtieron al cristianismo y como signo de unión con el obispo de Roma decidieron enviar de manera estable una contribución al Santo Padre..

Así nació el «Denarius Sancti Petri» (Limosna a San Pedro), que pronto se difundió por los países europeos, costumbre que fue regulada por el Papa Pío IX en la Encíclica «Saepe Venerabilis» (5 de agosto de 1871).

Se puede recibir más información sobre el Óbolo enviando un mensaje a la dirección de correo electrónico obolo.sp@segstat.va; a la dirección postal: Su Santidad Benedicto XVI (00120 - Ciudad del Vaticano); llamando al teléfono vaticano +39 06.6988.4851 o enviando un fax al número +39 06.6988.3954.

Igualmente es posible enviar donativos en cualquier momento «on-line» visitando la página www.vatican.va/roman_curia/secretariat_state/obolo_spietro/documents/index_sp.htm.

Por otro lado, según las posibilidades de las diócesis, los obispos también han enviado ayudas para aportar a la Santa Sede los medios para su servicio a la Iglesia universal.

Tales aportaciones alcanzaron en 2005 los 26.846.501,71 millones de dólares estadounidenses, cifra que refleja una ligera disminución del 1,33% respecto al año precedente.