En 2011 murieron más de 100.000 cristianos por su fe

En la 66 Semana Española de Misionología de Burgos, lo denuncia el periodista Fernando de Haro, escritor de Cristianos y Leones

Burgos, (Zenit.org) Redacción | 1490 hits

Fernando de Haro, escritor de Cristianos y Leones, ha denunciado esta mañana que la persecución religiosa es un hecho ignorado en la opinión pública, cuando es una violación clara del derecho a la libertad religiosa.

Lo hizo en su intervención en la 66 Semana Española de Misionología de Burgos, que inició este lunes y concluirá el jueves. Ha destacado además, que la fe si es vivida como encuentro con Cristo, vale más que la vida.

Ha denunciado que el martirio es una realidad actual y que en el 2011 fueron asesinados 100.000 cristianos, si bien esto es silenciado por prejuicios ideológicos.

Y según ha afirmado el periodista, en términos absolutos hay más mártires que en los primeros siglos de la Iglesia. Y esta persecución contra los cristianos acompaña la historia de la Iglesia, y se sitúa en el centro de la historia actual.

Haro ha subrayado que el martirio recorre la historia de la Iglesia, porque los cristianos testimonian una verdad superior a los gobiernos de turno, y se convierten así en minorías “incómodas”.

Recordó además que Asia Bibi está en la cárcel desde hace 4 años por haber reconocido ante las muchachas de su pueblo en Pakistán que Cristo había muerto por ella. El ministro de minorías cristianas de ese mismo país, Shahbaz Bhatti, declaró que no tenía miedo de entregar su vida por Jesucristo justo antes de ser ejecutado.

El sacerdote sirio Rayid fue secuestrado y asesinado en su país por no querer cerrar su parroquia. Son ejemplos actuales de mártires que, viviendo el cristianismo en un ambiente hostil, no se han amedrentado ante las amenazas, sino que han testimoniado su fe.

Fernando de Haro ha hecho un recorrido por China, India y los países árabes mostrando que los cristianos son incómodos, porque señalan algo más allá del poder estatal y la religión oficial. Incluso en América Latina, los cristianos ponen en evidencia el populismo que reivindica toda la verdad en sus culturas particulares. “Los cristianos muestran que existe una ciudadanía en la que imperio y religión no van unidos”, ha explicado.

El periodista y escritor ha subrayado la importancia de la transmisión de la fe, una fe que no es abstracción ni sentimentalismo. “El mártir muestra un apego a Cristo presente y real, que es más importante que la vida, y por eso transmite la fe”, ha afirmado. Como ejemplo, ha hablado de Li Dao Min, sacerdote católico en un campo de concentración de China, que sólo con su forma de vivir –no podía decir que era sacerdote-, convirtió a un compañero de celda.

Hoy en la Semana Española de Misionología habrá además una mesa redonda, en la que participará la doctora en Estudios Islámicos Sohha Abboud; Daniel Arasa, escritor de Cristianos, entre la persecución y el mobbing; y Tomás Mi, un diácono chino de la Iglesia perseguida. A continuación, tesr misioneros españoles en Argelia, Sierra Leona y Ruanda, testimoniarán cómo sufrieron persecución en primera persona y el martirio de sus compañeros.