En la audiencia: Francisco da una tarea para la casa, averiguar la fecha del bautismo

En la catequesis el santo padre ha recordado a las ví­ctimas de Filipinas y a las del atentado de Damasco

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Rocío Lancho García | 1177 hits

Un miércoles más, una gran multitud de fieles esperaba en la plaza de San Pedro la llegada del papa para la audiencia. Y aunque la temperatura comienza a descender en estos días en la ciudad eterna, lo que no desciende es el entusiasmo y la alegría de la gente al ver pasar el papamóvil. Especial atención dedica el santo padre a los niños durante su recorrido por los pasillos de la plaza, cogiéndoles en sus brazos y dándoles su bendición.  Voces de '¡Francisco te queremos!' y '¡viva el papa!'  han acompañado el recorrido del santo padre en el jeep mientras saludaba y recogía algunos presentes 'al vuelo' que los fieles le lanzaban.

Tras escuchar la lectura del día, el papa ha dado los buenos días a los peregrinos venidos de todo el mundo y ha comenzado su catequesis. Continuando con las enseñanzas del Credo, hoy ha reflexionado sobre la parte "confieso que hay un solo bautismo para el perdón de los pecados". Francisco ha profundizado sobre el sentido de esta afirmación que los cristianos hacemos.

El santo padre ha preguntado a los fieles de la plaza '¿quién de vosotros se acuerda del día de su bautismo?' Y les ha pedido que al volver a casa, pregunten qué día fueron bautizados, para que lo recuerden y lo celebren. Francisco ha recordando que ya lo hizo uno vez esta pregunta en la plaza de San Pedro, pero ha querido insistir sobre ello.

Estas son las palabras del santo padre en español al resumir la catequesis.

Queridos hermanos y hermanas:

Nos fijamos hoy en el artículo del credo que dice: «Creo en un solo bautismo, para el perdón de los pecados». El bautismo es la puerta de la fe y la fuente de la vida cristiana, de nuestra relación de hijos con Dios y con los hermanos, así como el punto de partida de un camino de conversión que dura toda la vida. Este sacramento constituye una verdadera inmersión en la muerte de Cristo para resurgir con él a una nueva vida. Es un baño de regeneración por el agua y el Espíritu y que nos ilumina con la gracia de Cristo, para que seamos también luz para los demás. En el bautismo la misericordia de Dios interviene de modo poderoso para salvarnos y perdonarnos los pecados, abriéndonos las puertas a una nueva vida. Sin embargo, no disminuye nuestra responsabilidad y nuestro esfuerzo en luchar cada día contra los impulsos del mal y la acción de Satanás, que están siempre al acecho. Hermanos, ¿somos conscientes de que el bautismo es la fuente de nuestra relación con Dios? ¿El bautismo es importante para nosotros?  ¿Pensamos a menudo sobre este regalo? ¿Sabemos el día en que fuimos bautizados? ¿Confío en el amor de Cristo que habita en lo más hondo de mi corazón?

Al finalizar estas palabras ha dirigido un "saludo con afecto a los peregrinos de lengua española, en particular a los grupos venidos de España, Argentina, México, Venezuela, Guatemala y otros países latinoamericanos. Que vuestra presencia junto al sepulcro de los apóstoles Pedro y Pablo os ayude a redescubrir el don que Dios nos ha dado en el bautismo, y encontrar en él el impulso para un camino de conversión y renovación espiritual".

Antes de concluir la audiencia, el santo padre ha manifestado su dolor por el atentado en Damasco, en el que varios niños resultaron heridos y fallecieron algunos niños y el conductor del autobús que les traía de la escuela. Por ello ha pedido "por favor, que estas tragedias no sucedan nunca. Recemos con fuerza". Asimismo ha recordado como en estos días, "estamos rezando y uniendo las fuerzas para ayudar a nuestros hermanos y hermanos de Filipinas afectado del tifón". Y ha recordado que "estas son las verdaderas batallas a combatir. ¡Por la vida, nunca por la muerte!"

Puede leer el texto completo de la catequesis aquí