"En las redes sociales hay hambre de Dios"

Diálogo con el obispo Adalberto Martínez, presidente de comunicaciones del Celam

Lima, (Zenit.org) José Antonio Varela Vidal | 1083 hits

Hoy termina en Bogotá la reunión de los obispos y delegados responsables de comunicación social en América Latina, durante la cual se han revisado las estrategias de la Iglesia ante los medios modernos, así como la identificación de las mejores vías para un trabajo de comunión.

A fin de conocer más sobre esta importante reunión y otros temas actuales, ZENIT entrevistó a monseñor Adalberto Martínez Flores, obispo castrense en Paraguay, y presidente del Departamento de Comunicación Social (Decos) del Celam.

¿Cuáles son los objetivos de la reunión que ha convocado el Decos-Celam estos días en Bogotá?

- Mons. Martínez: El objetivo de la reunión celebrada del 20 al 22 de mayo, ha sido diseñar, construir y promover la comunicación y sus procesos, como evangelización, al servicio de las conferencias episcopales de América Latina y el Caribe. También con los participantes hemos trabajado estrategias para el fortalecimiento y la comunión de las regiones del que integran varias conferencia episcopales, como son las regiones de América Central, Caribe, de los Paises Bolivarianos y del Cono Sur.

Es un reto en conjunto, ¿no?

- Mons. Martínez: El Consejo Episcopal Latinoamericano y Caribeño nace hace 58 años con el objetivo de impulsar y acrecentar la comunión, la colegialidad y la comunicación de las conferencia episcopales. En ese sentido, el Departamento de Comunicación y Prensa del CELAM, tiene como objetivo también potenciar la comunicación institucional de comunión y diálogo del CELAM con el Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales (PCCS). Por ello, durante nuestra reunión nos hemos comunicado con el presidente del PCCS, monseñor Claudio Maria Celli, para establecer una fluida comunicación con el Consejo, y para evaluar algunas tareas conjuntas ya realizadas, concordar fechas y diseñar proyectos comunicacionales conjuntos con el CELAM y el PCCS.

- ¿Quiénes participan en la reunión?

- Mons. Martínez: Participan obispos y delegados de comunicación social de las conferencias episcopales de Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Chile, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Paraguay, Panamá, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

- ¿Cuáles han sido los principales aportes de los episcopados latinoamericanos a la reunión?

- Mons. Martínez: Los aportes de los delegados de las conferencias episcopales han sido variados e importantes. Aportes que van en la línea de fortalecer las regiones, como 'nodos comunionales', con reuniones virtuales y presenciales sobre objetivos específicos. Trabajo en redes para una mayor interacción y conocimiento de las realidades pastorales, sociales, de nuestros países y favorecer la solidaridad y el enriquecimiento mutuo. Se han propuesto portales pastorales, como mesas comunes para compartir iniciativas, proyectos, trabajos y experiencias evangelizadoras de nuestros países. El acercamiento de los episcopados dentro y fuera de las regiones para establecer vínculos, y espacios de intercambios de iniciativas y acciones en curso, en relación a las propuestas de Aparecida en términos de la Misión permanente y continental.

- ¿Cómo evalúa su Departamento el mensaje final de la reciente Asamblea Ordinaria del Celam?

- Mons. Martínez: Desde el primer dia del encuentro de Comunicadores en Bogotá, hemos escuchado de nuevo las palabras del papa Francisco a los periodistas, días después de inaugurar su pontificado. Vemos en el papa a un comunicador excepcional. Hemos reflexionado sobre sus palabras y propuestas, asi como lo hemos hecho los obispos participantes de la XXXIV Asamblea de CELAM, en Panamá del 14 al 17 de mayo.

En el mensaje final de la Asamblea de los Obispos decíamos: “a la luz del evangelio y del estilo evangelizador del papa Francisco, es necesario que, sin descuidar los grandes proyectos evangelizadores de las distintas iglesias locales, anunciemos y testimoniemos a Jesucristo con «una actitud permanente que se manifieste en opciones y gestos concretos» (DA 397). En el mundo de hoy, para poder evangelizar en modo eficaz, hay que privilegiar «los gestos»".

Es un buen modelo para los comunicadores...

- Mons. Martínez: Para los comunicadores, el gesto esencial de comunicar nacerá antes que nada del corazón creyente en Cristo, y que hará que las actividades y los gestos comunicacionales sean efectivos y puedan suscitar fe, entusiasmo, seguimiento del mismo Señor a quien se quiere comunicar.

- ¿Qué planes se han previsto para que los agentes pastorales respondan al llamado del papa a evangelizar el "continente digital"?

- Mons. Martínez: De hecho se está haciendo mucho en ese sentido en nuestros países, con iniciativas grupales, en comunidades virtuales y personales, con portales y talleres on line. Pero todavía queda mucho por hacer para que el anuncio del evangelio pueda ir conquistando espacios y tejiendo redes con la luz propia de la Palabra, del mensaje evangélico, de la Iglesia. Para llegar a esas plazas virtuales donde todavía hay vacíos, pero a la vez hambre de la existencia de Dios.

- Según su parecer, ¿cómo deben ser presentados los sitios web y las redes sociales católicas?

- Mons. Martínez: Hay muchos sitios webs y redes que se presentan muy dinámicas y atractivas, que captan el interés de los niños o de los jóvenes, de las familias y que suscitan efectos educativos integrales muy positivos. Hay redes que facilitan el diálogo, los chats e interacciones que hacen que estas redes creen comunidades virtuales y que posiblemente se transformen en comunidades cristianas presenciales, de aprendizaje, de enriquecimiento mutuo, de oración y reflexión. Los sitios y las redes que fomenten estas características contribuyen y contribuirán para iluminar las redes con la presencia del espíritu del Señor.

- Ante los riesgos de un uso excesivo o inútil de las redes sociales, ¿qué llamado de alerta podría dar?

- Mons. Martínez: Indudablemente que las familias en su rol educativo y formadora de personas, tienen un rol importantísimo para velar, orientar y guiar a sus hijos para evitar todo exceso, en general en las nuevas tecnologías, en las “nuevas pantallas” (videojuegos, TV, teléfonos, internet)  como se les conoce, y en las redes. Como ya muy bien lo ha dicho el papa Benedicto XVI: se ha de rechazar como dañino todo aquello que exalta la violencia, o comportamientos antisociales. O que trivializan la sexualidad.

- Finalmente, ¿cuál sería su mensaje para los comunicadores católicos que trabajan a lo ancho y largo del continente?

- Mons. Martínez: Un mensaje de agradecimiento a los comunicadores católicos del continente por los trabajos de anuncio de la Buena Nueva y de evangelización que realizan con gran entusiasmo, dedicación y aún en medio de grandes carencias. Son transmisores de la fe. Ánimo en la tarea que les toca realizar, y como nos decía el papa Francisco, los comunicadores están  “llamados a comunicar no a 'si mismos' sino a la verdad, bondad y belleza". Comunicar a Cristo y ser discípulos misioneros para que los demás encuentren y tengan vida plena en Cristo y en su Iglesia.