En los archivos vaticanos «no hay novedades» sobre la segunda guerra mundial

Declaraciones del miembro de la Comisión judeo-católica, Gerald Fogarty

| 964 hits

ROMA, 2 nov (ZENIT.org).- En los archivos vaticanos «no hay novedades» sobre el período de la segunda guerra mundial. Lo ha constatado el historiador Gerald Fogarty, catedrático de la Universidad de Virginia y miembro de la Comisión conjunta judeo-católica, encargada de analizar el papel de la Santa Sede y de Pío XII durante ese período histórico.



El profesor, uno de los tres católicos que forman parte en la Comisión, ha declarado a la agencia VID, con sede en Roma, que el grupo mixto de trabajo no ha logrado todavía superar un mito extendido en la cultura anglosajona, según el cual, en los archivos vaticanos habría todavía documentos inéditos importantes.

Fogarty, que es sacerdote, considera que en caso de que esto fuera así, «se podrían encontrar otras pruebas de esos documentos en los estudios que he realizado en los archivos de toda Europa».

El historiador pone un ejemplo. «En la primavera de 1940 tuvo lugar un intento de levantamiento para derrocar a Hitler por parte de un grupo de generales, que más tarde pretendía rendirse ante los ingleses. Las negociaciones se hicieron con la mediación del Vaticano y con el conocimiento de Pío XII. Pero en el Vaticano no hay documentos sobre este caso. Este caso ha servido para que el grupo de mis colegas judíos y católicos comenzara a comprender que la apertura de los archivos vaticanos no responde definitivamente a estas preguntas».

La Comisión entregó al cardenal Edward I. Cassidy, presidente de la Comisión Para las Relaciones Religiosas con el Judaísmo, un documento preliminar de 20 páginas en el que hacen afirmaciones que no tienen ningún rigor científico y que no han sido comparadas con las fuentes originales (Cf. «El comportamiento de la Comisión Judeo-Católica ha sido desleal e incorrecto»). Faltando a los compromisos adquiridos, alguien de la Comisión filtró el informe a la prensa y lo publicó en Internet. El cardenal Cassidy lo ha entregado a la Secretaría de Estado.

«Habrá que esperar meses para tener una respuesta» y decidir la manera en que proseguirá el trabajo, explica Fogarty.