En marcha la peregrinación más antigua y multitudinaria a la Basílica de Guadalupe

| 1464 hits

QUERÉTARO, miércoles, 14 julio 2004 (ZENIT.org).- Está en marcha hacia la Basílica de Guadalupe la que se considera la más antigua, mejor organizada y más concurrida de las peregrinaciones de fieles mexicanos a los pies de la Morenita del Tepeyac.



En su versión masculina, la peregrinación de Querétaro cumple 114 años, mientras que la modalidad femenina llega ya a 46 años.

Ancianos, adultos, niños marchan juntos por la autopista Querétaro-México y descansan, tras jornadas agotadoras de caminata, entre cantos marianos y rezos, al pasar por las poblaciones aledañas donde los peregrinos son recibidos con especial entusiasmo y devoción.

Las confesiones, la celebración eucarística y las pláticas de orientación dan una dimensión sacramental decisiva a esta marcha que por momentos desborda el fervor hasta de los automovilistas que detienen sus coches para acompañar en tramos pequeños a los peregrinos.

Una larga columna de hombres y mujeres recorre en catorce y siete días (unos salen desde el fondo de la Sierra Gorda de Querétaro y otros, la mayoría, desde la capital del Estado) a pie los 215 kilómetros que separan a Querétaro de la basílica más visitada del mundo, la de Guadalupe.

El pasado sábado 3 de julio inició la 46 Peregrinación femenina y la 114 peregrinación masculina de los fieles queretanos a la basílica de Guadalupe, desde Neblinas de Guadalupe, en lo más profundo de la Sierra Gorda que comparten Querétaro, Guanajuato, San Luis Potosí e Hidalgo; estados donde el catolicismo alcanza cotas de 95 por ciento del total de la población.

El sábado 10 de julio las mujeres y el domingo 11 de julio los hombres, iniciaron el camino al Tepeyac a las 4 de la mañana con la santa Misa de Buen Viaje en el Templo de La Congregación, de la ciudad de Querétaro.

En días pasados el presidente de la agrupación de peregrinos a pie al Tepeyac, Ignacio Rubio Chávez, informó a Zenit que está totalmente bajo control la organización de este acto de fe que concluirá con su llegada a la Basílica el 18 de julio.

Añadió que se ha incrementado el número de participantes, pues en el grupo de los hombres, del que es responsable, se prevé que sean alrededor de 27 mil los peregrinos, además de 15 mil peregrinas que participen en este ejercicio espiritual.

El próximo domingo 18 de julio las mujeres entrarán a las 11:30 de la mañana a la Basílica de Guadalupe, y a la 13:30 entrarán los hombres. Se calcula que en el acto principal, la Misa de Acción de Gracias, presidida por el obispo de Querétaro, monseñor Mario De Gasperín, se agreguen al menos diez mil personas más.