En Tierra Santa se abrirá un nuevo monasterio

En el lugar en el que Jesús dio de comer a miles de personas

| 2710 hits

ROMA, jueves 2 de junio de 2011 (ZENIT.org).- Los monjes que viven en un importante sitio bíblico, dejarán su monasterio que ha sufrido terremotos, para ser acogidos en una nueva casa gracias a la ayuda de la asociación caritativa internacional Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACS).

La asociación, que está ayudando a construir un nuevo monasterio en Tabgha (Israel), ha recibido un informe sobre los trabajos del padre Jeremias Marseille OSB, miembro de la comunidad benedictina alemana que vive en el lugar.

Los monjes, que viven en las orillas del Mar de Galilea, son custodios de la iglesia de la Multiplicación de los Panes y de los Peces, que marca el lugar del milagro bíblico.

Hablando con ACS, el padre Jeremias ha dado dos razones para el traslado del monasterio, construido sin cimientos adecuados en los años cincuenta.

“La primera es que la casa en la que vivimos no es segura – en Alemania sería clausurada”, explicó. “Las habitaciones tienen grietas de 45º en los muros y la casa se mueve, ya que se encuentra en una zona sísmica al principio del valle del Jordán”.

“La segunda razón es más importante”, añadió. “Necesitamos no sólo una casa, también un claustro en el que la vida monástica pueda crecer”.

Los monjes, indicó, necesitan un lugar de retiro y de reflexión, ya sea para los peregrinos y turistas -que llegan unos 5.000 al día- como para proveer un lugar de encuentro para los jóvenes con discapacidad de Israel y de Cisjordania.

El padre Jeremias describió lo importante que orar a Dios retirándose a un lugar tranquilo, que el monasterio proveerá a través de su nuevo oratorio (capilla).

“Las palabras de Jesús, en ocasión del milagro de la multiplicación de los panes y de los peces son estas:'Venid vosotros solos a un lugar desierto, para descansar un poco. Porque era tanta la gente que iba y venía, que no tenían tiempo ni para comer' (Mc 6,31)”, observó.

ACS está apoyando el proyecto de construcción con más de 50.000 euros para erigir el oratorio, que el monje benedictino describió como “el corazón del nuevo monasterio”.

“Los monjes y los huéspedes necesitan una habitación en la que encontrar, día y noche, un lugar tranquilo para rezar, que se aleje de las multitudes que les rodean”.

El oratorio tendrá aire acondicionado, elemento fundamental en una zona en la que las temperaturas externas pueden llegar a los 50ºC en los días más calurosos del verano.

El nuevo edificio será capaz de aguantar los periódicos terremotos que afectan al valle.

“La construcción va bien, hemos terminado casi las celdas. Después iniciaremos el ala occidental del nuevo monasterio, incluido el nuevo oratorio”, contó el padre Jeremias.

“Esperamos y pensamos terminar la construcción de la estructura de todo el monasterio en octubre, y esperamos que el traslado se produzca en mayo del próximo año”, añadió.

La casa monástica de Tabgha está situada en la zona nordoccidental del Mar de Galilea y es un priorato que depende de la Abadía de la Dormición del Monte-Sión en Jerusalén.

El nuevo edificio es un proyecto comunitario de la Asociación Alemana de Tierra Santa y de los monjes benedictinos.

La iglesia de la Multiplicación de los Panes y de los Peces está gestionada por los benedictinos y fue construida en 1982 por la Asociación Alemana de Tierra Santa, en el mismo lugar donde se levantaba una iglesia bizantina destruida por los persas en el año 614.

La estructura actual incluye los restos del pavimento de mosaico de la iglesia del s.V.

El testimonio escrito del lugar más antiguo se remonta al final del siglo IV y describe una pequeña iglesia siriaca, construida sobre una piedra santa, que se convirtió en un altar en conmemoración de la milagrosa multiplicación de la comida realizada por Jesús.