En vuelo hacia Australia el Papa ratifica el compromiso de la Iglesia contra abusos sexuales

Anuncia que hablará a los jóvenes de la responsabilidad ante la creación

| 1195 hits

SYDNEY, domingo, 13 julio 2008 (ZENIT.org).- Benedicto XVI ratificó el compromiso de la Iglesia en la prevención y el rechazo de los abusos sexuales del clero en la conversación que mantuvo con periodistas en el vuelo hacia Australia para participar en las Jornadas Mundiales de la Juventud.

El Papa anunció que entre otros temas, hablará a los chicos y chicas de la responsabilidad ante la creación.

Fue un encuentro de unos 20 minutos, de características parecidas al que mantuvo con los medios de comunicación al emprender su viaje a los Estados Unidos el pasado mes de abril.

El Papa respondió a cinco preguntas. En la primera respuesta confió sus esperanzas para las Jornadas de la Juventud, que tienen lugar en Sydney del 15 al 20 julio, recordando el lema del encuentro: "Recibiréis la fuerza del Espíritu Santo".

El Espíritu Santo, dijo, hace a los jóvenes testigos del Señor y, por lo tanto, confió en que el evento se convierta en un estímulo para los chicos y chicas a vivir la fe de forma madura, con todas las responsabilidades en relación con la Creación, la sociedad y la vida en todos sus aspectos.

Por este motivo, y en respuesta directa a la pregunta del periodista, el Papa concluyó considerando que la fórmula de las Jornadas Mundiales de la Juventud, comenzada por Juan Pablo II, sigue siendo válida también hoy.


Secularización

La segunda pregunta, planteada en inglés por un periodista del diario "The Australian", tenía que ver con el futuro de la Iglesia en Australia, una de las sociedades más secularizadas.

"Definitivamente soy un optimista", confesó. "Ahora, en este histórico momento, comenzamos a darnos cuenta de que necesitamos a Dios".

"Australia, en su configuración histórica, es parte del mundo occdiental", recordó el Papa. "Occidente, en sus últimos 50 años, ha visto grandes éxitos, y logros económicos y tecnolóicos. Pero la religión ha sido relegada".

Esta crisis se manifiesta entre la gente que piensa que "no necesitamos a Dios, no necesitamos a Dios para ser felices, no necesitamos a Dios para edificar un mundo mejor. Dios no es necesario".

Pero esta es una visión pasajera, aseguró, pues "Dios está en los corazones de los seres humanos y nunca puede desaparecer". La gente se da cuenta de que no puede encontrar la justicia y la felicidad abandonando a Dios, dijo según la trascripción de las palabras del Papa realizada por el mismo periódico que planteó la pregunta.

Por lo tanto, dijo, se trata de encontrar después el modo de suscitarla, de hacerla comprender al hombre de hoy, también en una sociedad secularizada.


Abusos sexuales

La tercera pregunta, también formulada por un periodista australiano trató sobre la cuestión de los abusos sexuales de parte de miembros del clero.

Reiteró que la Iglesia no acepta absolutamente estos abusos, subrayó la claridad del magisterio de la Iglesia, así como el compromiso en la formación del clero, de forma que se evite que estos hechos se repitan de ninguna manera.

"Tenemos que ayudar a los sacerdotes a estar realmente cerca de Cristo, a aprender de Cristo", dijo. "Haremos todo lo posible para hacer clara la enseñanza de la iglesia.

En particular aseguró que la Iglesia lo hará con la preparación al sacerdocio de los seminaristas y con la "formación permanente" de los sacerdotes.

"Haremos todo lo posible para curar y buscar la reconciliación con las víctimas". "Creo que este es el contexto esencia" de la petición de perdón que hace la Iglesia.

"Es esencial para la Iglesia reconciliar, prevenir, ayudar". "Diré esencialmente lo mismo que dije en los Estados Unidos".

Cambio climático

La cuarta pregunta afrontó al cuestión del cambio climático, tema ante el que es sumamente sensible la opinión pública australiana.

El Papa anunció que afrontará esta cuestión con los jóvenes, en particular la cuestión de la responsabilidad ante la Creación, ante el clima del planeta.

Ahora bien, aclaró que no le corresponde entrar en detalles, dar posiciones o medidas de carácter técnico. Ésta es una tarea, más bien, de los gobernantes o de los científicos, afirmó.

Comunión Anglicana

La quinta y última pregunta se refería a la comunión anglicana y a la Conferencia de Lambeth, que se abre los próximos días, después de que el sínodo de la Iglesia de Inglaterra haya manifestado su decisión de reconocer la ordenación episcopal de mujeres.

El Santo Padre aseguró sus oraciones por la Conferencia de Lambeth para que los participantes en la Conferencia puedan afrontar de la mejor manera posible la fidelidad al Evangelio en el mundo de hoy, desafío de todos los cristianos.


Con información de Karna Swanson