Encuentro de la Fundación Wallenberg con Benedicto XVI

Y con otros representantes religiosos de Roma

| 532 hits

CIUDAD DEL VATICANO, viernes, 29 septiembre 2006 (ZENIT.org).- Una delegación de la Fundación Internacional Raoul Wallenberg (FIRW), encabezada por su creador, Baruj Tenembaum, saludó al Papa Benedicto XVI el 27 de septiembre de 2006 en el Vaticano.



En el encuentro, que tuvo lugar en la plaza de San Pedro tras la audiencia del miércoles, se le presentó al obispo de Roma una campaña educativa de carácter mundial que lleva por nombre «Padre Alfonso Durán».

El padre Durán (nacido en Puerto Rico, en 1883 y fallecido en Argentina en 1954) «con sus múltiples tareas como sacerdote, escritor, historiador, docente y poeta, promovió desde Argentina valientes acciones para eliminar el antisemitismo y los prejuicios raciales», explica esta institución en un comunicado.

«La obra del sacerdote se caracterizó por su espíritu de justicia y caridad cristiana, con la cual iluminó todos los actos de su vida, poniendo en ejercicio los valores de solidaridad y coraje cívico que promueve la Fundación Wallenberg», añade la nota informativa.

En 2006 un decreto del gobierno de Santa Fe (Argentina) creó una Comisión especial de Homenaje a Monseñor Alfonso Duran, la cual es presidida por el gobernador Jorge Obeid e integrada, entre otros, por el presbítero Edgar Stoffel del Arzobispado de Santa Fe; por Walter Galvez, representante del culto cristiano evangélico, por la licenciada Ana Cecchini de Dallo, de la Secretaría de Cultura Provincial, y por el doctor Marcelo Vorobiof.

De manos de Tenembaum el Sumo Pontífice recibió un pergamino con la siguiente inscripción: «Testimonio de la Fundación Internacional Raoul Wallenberg en tributo a la memoria de Monseñor Angelo Giuseppe Roncalli, salvador de miles de judíos durante la Segunda Guerra Mundial; la hermana Sára Salkaházi, asesinada por haber protegido las vidas de sus hermanos judíos perseguidos por el nazismo, la hermana Leonella Sgorbati, asesinada en Somalia, el padre Alfonso Durán, quien desde Argentina levantó su voz contra los crímenes aberrantes del nazismo cuando el mundo callaba, y todos los numerosos católicos que se destacaron por comportarse siguiendo el precepto “Y amarás a tu prójimo como a ti mismo”».

La leyenda, grabada en letras del alfabeto hebreo, encabeza el pliego realizado con cueros de oveja de la Patagonia argentina.

La delegación de la Fundación Wallenberg, de la que participaron Abel Bomrad, Ricardo Faerman y Enrique Zanin, mantuvo en esta semana otras reuniones de trabajo con el Cardenal Walter Kasper, presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos; con el cardenal Paul Poupard, Presidente del Consejo Pontificio para la Cultura y del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso.

Los representantes de la fundación también mantuvieron encuentros con el Gran Rabino de Roma, Riccardo Di Segni; con el imam de la Mezquita de Roma, Sami Salem; con Franca Eckert Coen, responsable de la mesa de diálogo interreligioso del Ayuntamiento de Roma, así como con otros protagonistas centrales de la cultura y la política italiana.

En el encuentro con el imam de Roma, Sami Salem destacó: «En este día de Ramadán, me siento profundamente feliz de recibir a la Fundación Wallenberg cuya misión educativa, que conozco y aprecio, promueve la paz y el entendimiento entre los pueblos, sin distinciones».

Ricardo Faerman destacó que «La FIRW no es una organización política. Su misión es construir puentes entre generaciones, países, confesiones y culturas».

Por su parte Abel Bomrad reflexionó acerca de la importancia de la rueda de reuniones interconfesionales. «Argentina debe constituirse en un ejemplo de convivencia pues es un país en donde todos los integrantes de las distintas confesiones religiosas viven en un clima de armonía desde el nacimiento de la nación», dijo.

A su vez, Enrique Zanin subrayó el papel educativo que cumple la agencia de noticias Zenit, cuyo director, Jesús Colina, fue distinguido por la Fundación Wallenberg el jueves 28 de septiembre en la embajada argentina ante la Santa Sede.