Encuentro del presidente del episcopado estadounidense con Obama

El cardenal George moviliza a la opinión pública a favor de la objeción de conciencia

| 1082 hits

 

 WASHINGTON, miércoles, 18 marzo 2009 (ZENIT.org).- El cardenal Francis George, OMI, arzobispo de Chicago y presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, mantuvo un encuentro este martes en la tarde con el presidente Barack Obama en el Salón Oval de la Casa Blanca.

En el encuentro privado, que duró unos 30 minutos, "el presidente y el cardenal George hablaron de una amplia gama de cuestiones, incluidas importantes oportunidades para el gobierno y la Iglesia católica de seguir su larga relación para afrontar algunos de los desafíos más urgentes de la nación", ha informado una declaración de la Casa Blanca.

"El presidente agradeció al cardenal George su liderazgo y la contribución de la Iglesia católica en América y el mundo", añade la nota.

Una declaración de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos explica que, al final del encuentro, el purpurado "expresó su gratitud por el encuentro y su esperanza de que promueva un fecundo diálogo a favor del bien común".

En un reciente vídeo-mensaje (cfr. http://www.usccb.org/conscienceprotection), el cardenal George afrontó dos temas particularmente importantes para la vida del país: la libertad religiosa y la libertad de conciencia.

El 27 de febrero, recordó, la administración Obama ha publicado, en una página web federal, la noticia, según la cual, pretende eliminar la regla de la objeción de conciencia en el Departamento para la Salud y los Servicios Humanos.

Esta norma, explica el cardenal, "forma parte de la amplia gama de protecciones legales para quien trabaja en el sector sanitario" y "tiene problemas de conciencia al quedar involucrado en abortos u otros procedimientos de homicidio que son contrarios a su fe".

El purpurado confiesa que está "profundamente preocupado ante el hecho de que una acción así por parte del gobierno pueda ser el primer paso para llevar a nuestro pías de la democracia al despotismo".

"Ningún gobierno debería entrometerse entre el individuo y Dios", declara.

"¿Por qué motivo nuestro gobierno y nuestro sistema legal no deberían permitir la objeción de conciencia en el caso de una acción moralmente negativa, el homicidio de un niño en el seno materno?", pregunta el purpurado.

Según George, "la gente entiende lo que sucede realmente en un aborto": "se mata a un miembro de la familia humana". Por este motivo, aclara, "nadie debería verse obligado por el gobierno a actuar como si fuera ciego ante esta realidad".

Por este motivo, el cardenal pide a todos los ciudadanos que manifiesten al gobierno su deber de defensa de la objeción de conciencia a través de la página web: http://www.usccb.org/conscienceprotection/