Encuentro interreligioso en Calcuta en el cumpleaños de la Madre Teresa

Arranca también la novena de preparación por su fiesta

| 1191 hits

CALCUTA, lunes, 28 agosto 2006 (ZENIT.org).- Misioneras de la Caridad celebraron el sábado en Calcuta el 96º aniversario del nacimiento de su fundadora, la Madre Teresa, con un programa de actividades que incluyó un encuentro interreligioso, además de una celebración Eucarística especial.



Dirigió la cita interreligiosa la superiora general de las misioneras, Sor Nirmala Joshi, quien invitó a los participantes a rechazar la violencia y a trabajar por la paz y el amor, según recoge el servicio informativo del episcopado indio (ICNS).

«La Madre Teresa era una sencilla persona de amor, paz y devoción. Fue el don de Dios desde el cielo a la tierra», recordó.

Subrayando que «el poder del amor puede conquistar todo», Sor Nirmala señaló a la beata Teresa de Calcuta como el mejor ejemplo de la India para mostrar que el amor puede vencer el mal.

Gran número de personas de distintos credos visitaron durante todo el sábado la sepultura de la Madre Teresa, depositando flores y orando ante ella.

Igualmente, con una Misa se celebró la vida y obra de esta gran figura católica de la caridad.

«De sangre soy albanesa. De ciudadanía, india. En lo referente a la fe, soy una monja católica. Por mi vocación, pertenezco al mundo. En lo que se refiere a mi corazón, pertenezco totalmente al Corazón de Jesús», decía la Madre Teresa (1910-1997).

Religiosa de Loreto en la India --recibió el nombre de Madre Teresa por su patrona, Santa Teresa de Lisieux--, trabajó durante 17 años en Calcula como docente.

En 1946, en un viaje de tren de Calcuta a Darjeeling, la Madre Teresa recibió lo que definió como «la llamada dentro de la llamada», esto es, dar origen a la orden de las Misioneras de la Caridad -las religiosas del sari blanco-, congregación erigida oficialmente en 1950.

Fue beatificada por Juan Pablo II el 19 de octubre de 2003. Actualmente se encuentra en proceso de canonización.

La memoria litúrgica de la Madre Teresa de Calcuta se celebra el 5 de septiembre, en recuerdo del día de su fallecimiento.
Por eso, en la Casa General de las religiosas, en Calcuta empezó el domingo pasado la novena de preparación a esta fiesta con una Eucaristía bilingüe (inglés y bengalí) celebrada donde se encuentra la sepultura de la beata.

Cada día las Misas siguen un tema: «Amarás a tu prójimo como a ti mismo», «Jesús es el hambriento a quien hay que dar de comer», «Jesús es el sediento a quien hay que saciar», «Jesús es el desnudo a quien hay que vestir», «Jesús es el preso al que hay que visitar», «Jesús es el desposeído a quien hay que acoger», «Jesús es el enfermo a quien hay que curar», «Asistir a los moribundos», «El amor empieza en casa».

Durante los días de la novena, a distintas horas, acuden grupos de las casas de las religiosas y parroquias a la celebración eucarística y a tener un tiempo de adoración.

Se invita, a cuantos no pueden acudir a Calcuta, a unirse espiritualmente a esta preparación rezando la novena, disponible (en inglés, español, alemán e italiano) en la web «oficial» www.motherteresa.org.

Igualmente la familia religiosa fundada por la Madre Teresa exhorta a intensificar estos días la práctica de la caridad hacia el prójimo, centrándose en los temas de reflexión antes citados, recordando: «Lo que hicisteis al último de mis hermanos, a mí me lo hicisteis» (Mateo, 25,40), y que «Las obras del amor son obras de paz».

«Que estemos abiertos a recibir todo lo que el Señor desea darnos durante estos días de gracia a través de la intercesión de la beata Teresa de Calcuta», sugiere la familia religiosa.