Encuentro mundial de seminaristas en las Jornadas de la Juventud

En Colonia, sede del encuentro, el próximo agosto

| 1319 hits

COLONIA, viernes, 20 mayo 2005 (ZENIT.org).- Un espacio especial de encuentro para seminaristas --y de éstos con el Santo Cura de Ars-- se prevé durante la XX Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), la gran celebración de fe que vivirán cientos de miles de jóvenes de todo el mundo con Benedicto XVI en Colonia (Alemania) el próximo agosto.



El programa de esos días tiene en cuenta en particular, con dos iniciativas, a los seminaristas, pues representan un signo importante para todos los jóvenes participantes, a los que la experiencia del encuentro en Colonia puede inspirar el deseo de opciones de compromiso de vida tras los pasos de Jesús, se explica en la página www.gmg2005.it --promovida por el servicio nacional para la pastoral juvenil de la Conferencia episcopal italiana--.

Del 17 al 19 de agosto las iglesias románicas de Colonia se utilizarán como «centros de espiritualidad» donde se dará lugar al silencio, la adoración eucarística y la oración.

Una de ellas, San Pantaleón, con una larga y rica tradición desde su fundación de manos de San Bruno --arzobispo de Colonia fallecido en el año 965--, será punto de referencia y lugar de encuentro para todos los seminaristas que participen en la JMJ.

El lugar tendrá un valor significativo por la presencia del relicario con el corazón de San Juan María Vianney (el santo Cura de Ars), patrono de los párrocos, que será custodiado durante toda la Jornada con recuerdo especial por el centenario de su canonización.

En la Iglesia de San Pantaleón los seminaristas podrán tener adoración eucarística personal o comunitaria junto a otros seminaristas, tendrán la posibilidad de conocer a aspirantes al sacerdocio de otros países e intercambiar experiencias.

Además en la misma iglesia, el miércoles 17 de agosto (de 15 a 17 horas) se celebrará un encuentro de seminaristas de todo el mundo «para animar y reforzar, a través de la oración común, el canto y el intercambio de testimonios, el camino personal de vocación».

Están igualmente invitados los obispos presentes en Colonia y los sacerdotes que se dedican a la formación y a la pastoral vocacional.

San Juan María Vianney, conocido en todo el mundo como el Cura de Ars, nació en Dardilly, cerca de Lyón (Francia) el 8 de mayo de 1786. Tuvo que superar incontables dificultades para llegar a ser ordenado presbítero.

Sacerdote diocesano y miembro de la Tercera Orden Franciscana, su celo por las almas, sus catequesis y su ministerio en el confesionario –tenía el don de discernimiento de conciencias-- transformaron el pueblecillo de Ars (donde se entregó al cuidado de las almas los últimos 42 años de su vida), que a su vez se convirtió en centro de frecuentes peregrinaciones de multitudes que buscaban al Santo Cura.

Murió el 4 de agosto de 1859. El 31 de mayo de 1925 fue canonizado por Pío XI, quien tres años más tarde lo nombró patrono de los párrocos.

«Hemos venido a adorarle» (Mt 2,2) es el lema de la JMJ 2005: «un tema que permite a los jóvenes de cada continente recorrer idealmente el itinerario de los Reyes Magos, cuyas reliquias se veneran según una pía tradición precisamente» en Colonia «y encontrar, como ellos, al Mesías de todas las naciones», reconoció Juan Pablo II en su mensaje a los jóvenes en preparación de la JMJ (Cf. Zenit, 26 agosto 2004).

Página oficial de la XX Jornada Mundial de la Juventud: www.wjt2005.de.