Enseñanza de la Doctrina social de la Iglesia en las Universidades latinoamericanas

Una iniciativa del Consejo Episcopal Latinoamericano

| 2373 hits

ROMA, jueves 9 febrero 2012 (ZENIT.org).- Ofrecemos un artículo de Fernando Fuentes Alcántara, subdirector de la Fundación Pablo VI y director del Secretariado de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, publicado el 19 de enero por el diario vaticano L'Osservatore Romano.

*****

Fernando Fuentes Alcántara

El Consejo Episcopal Latinoamericano, a través de su Departamento de Justicia y Solidaridad, organizó el pasado 9 de noviembre en Bogotá (Colombia) un Curso-Taller para presentar a las universidades católicas latinoamericanas la “Guía del profesor para la enseñanza de la Doctrina social de la Iglesia en la Universidad”. El encuentro y la obra presentada contaron con el patrocinio de la Fundación Konrad Adenauer y el apoyo institucional del Pontificio Consejo Justicia y Paz, quien estuvo representado por su Secretario S.E. Mons. Mario Toso.

En Bogotá se hicieron presentes una treintena de universidades católicas además de un grupo muy representativo de expertos procedentes de Institutos y Centros de Difusión de la Doctrina social de la Iglesia en Latinoamérica.

La Guía del profesor ha sido elaborada por un equipo de profesores de la Universidad Pontificia de Salamanca y dirigida por la Fundación Pablo VI (España). Su elaboración ha sido el resultado de un largo proceso de preparación de 5 años, a partir de la propuesta que hizo el Emmo. Cardenal Martino a la Fundación Konrad Adenauer para llevar a cabo la elaboración de un curso básico de Doctrina social de la Iglesia para universidades en América Latina.

En el periodo preparatorio, el Departamento de Justicia y Solidaridad, junto con la Fundación Konrad Adenauer, convocaron encuentros y seminarios de trabajo (uno en Perú y dos en Brasil) para fijar las líneas temáticas que se consideraban más relevantes en los contenidos de la Doctrina Social de la Iglesia de cara a ser difundidos entre el alumnado universitario.

La Guía, a juicio de los participantes en el encuentro de Bogotá, no sólo es la culminación de un trabajo de colaboración entre Institutos y Centros de difusión de la Doctrina Social de la Iglesia en Iberoamérica sino la puesta en práctica y proyectualidad de la Doctrina social de la Iglesia en el contenido docente que se imparte en las universidades católicas. Su continuidad se basará en la realización de Cursos y Talleres regionales y diversas áreas geográficas de Latinoamérica con el fin de capacitar al profesorado y formarse en la utilización de la Guía de cara a la difusión de la Doctrina Social de la Iglesia en la enseñanza universitaria. Esta intencionalidad de mantener el apoyo a la difusión y conocimiento más profundo de la Doctrina social de la Iglesia en el ámbito universitario, tal como se recomendaba en el Documento de Aparecida y en los planes estratégicos del Departamento de Justicia y Solidaridad, ha sido un objetivo muy valorado por el resto de instituciones participantes como ODUCAL (Organismo coordinador de las Universidades Católicas Latinoamericanas) y por el mismo Pontificio Consejo Justicia y Paz para quienes  tanto el encuentro celebrado como los proyectos de futuro suponen realizaciones concretas y compromisos para la difusión del Compendio de Doctrina social de la Iglesia (2004) y una puerta abierta para la Nueva Evangelización en la universidad.

La Guía del profesor como bien destaca en su prólogo el Presidente del Pontificio Consejo “Justicia y Paz”, el cardenal Peter K.A. Turkson, tiene como objetivo fundamental lograr” un importante subsidio para los docentes, que en las Instituciones Universitarias católicas frecuentemente se enfrentan no sólo a la carencia de programación de cursos de DSI, sino que también carecen de instrumentos didácticos oportunos para ello. Este instrumento que el CELAM pone ahora a disposición de los docentes, se caracteriza por una complexiva completeza, por la claridad de los contenidos y por la didáctica de la exposición”.

Algunos otros objetivos que pretende la Guía son: dotar de formación adecuada a universitarios y profesionales en el servicio al bien común, de acuerdo con las orientaciones de la Iglesia; promover el conocimiento y la aplicación de la Doctrina Social de la Iglesia en los campos de la política, la economía, la cultura y las nuevas tecnologías; y ayudar a crear una nueva conciencia social influida por la Doctrina Social de la Iglesia.

La Guía está destinada a ser un recurso docente y para el docente. Y su aportación pedagógica y didáctica es la “metodología”. En su logro han trabajado denodadamente los profesores de la Universidad Pontificia Salamanca con el apoyo de la Fundación Pablo VI, inspirada en el espíritu del Cardenal Herrera Oria, y es una aportación en cierto modo novedosa y de valor pues integra los contenidos temáticos que pertenecen al corpus invariable de la DSI junto con las vías de experimentación que son necesarias en la pastoral y en la evangelización de lo social.

Se trata de una metodología que busca hacer accesible el magisterio social pontificio y episcopal a través de la utilización de sus fuentes más relevantes: las encíclicas, el magisterio episcopal del CELAM, sobre todo en sus Conferencias y encuentros más significativos, y el Compendio de Doctrina social de la Iglesia como texto de referencia temática.

La Guía, que ofrece recursos metodológicos, bibliográficos y documentales, se sitúa, aunque no sólo, en un marco de referencia universitario, en la “interdisciplinariedad”. Esta búsqueda de la interdisciplinariedad puede llegar a ser un ámbito privilegiado de eficacia extraordinaria que permite a la fe, a la teología, a la metafísica y a las ciencias encontrar su lugar dentro de una colaboración al servicio del hombre (Cf.CV,31).

Los contenidos temáticos de la Guía se estructuran en 7 unidades: “Los desafíos actuales de América Latina y el mundo”; “Los cristianos ante los desafíos sociales”; “Principios y valores de la Doctrina Social de la Iglesia”; “Ecología y el ambiente”; “La economía y la Doctrina social de la Iglesia”; “La política y la Doctrina social de la Iglesia”; y finalmente “La Cultura y la Doctrina social de la Iglesia”. Todo ello supone un texto de 272 páginas con ilustraciones y buena presentación, con posibilidades de poder ser utilizado tanto en publicación impresa como en un formato “on line”.

Entre las aportaciones de los participantes en el Curso-taller estaba la preocupación por lograr la capacitación de mediadores y difusores de la Doctrina social de la Iglesia en un contexto universitario, aunque también se cree posible utilizar este tipo de recursos, como es la Guía, para ser utilizados en otros niveles evangelizadores como comunidades cristianas, catequesis, etc. Algunas iniciativas concretas están realizándose para lograr este objetivo, iniciativas que son promovidas por Institutos y Centros de formación en Doctrina social de la Iglesia tanto en México como Argentina, en colaboración (en la línea de este encuentro iberoamericano) con la Fundación Pablo VI (España) quien promueve una maestría de postgrado impartida por la Universidad Pontificia de Salamanca; iniciativas que está previsto ampliar a través del CELAM y sus departamentos de formación.