Entre las víctimas del atentado de Bagdad hay tres sacerdotes

| 1579 hits

ROMA, martes 2 de noviembre de 2010 (ZENIT.org).- Entre las víctimas del atentado a la catedral siro-católica de Bagdad perpetrato el pasado domingo por la tarde durante la Misa hay tres sacerdotes.

Fuentes iraquíes refirieron a la asociación caritativa internacional Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) que se trata de tres jóvenes presbíteros. El padre Wasim Sabieh y el padre Thaier Saad Abdal murieron durante el ataque, el padre Qatin resultó herido y murió tras su ingreso en el hospital.

La iglesia fue atacada por nueve hombres armados, que tenían bombas adosadas a los cinturones.

Las fuerzas de seguridad irrumpieron en el templo, matando a ocho de los terroristas durante la acción para la liberación de la iglesia. Un noveno terrorista murió tras haber activado una bomba que llevaba consigo.

Los terroristas dijeron pertenecer al Estado islámico de Iraq, un grupo militante sunní estrechamente ligado a Al Qaeda, y pidieron la liberación de algunos miembros de Al Qaeda detenidos en Iraq y en Egipto.

Una declaración en el sitio web del grupo exigía también la entrega de supuestas chicas musulmanas que según ellos son mantenidas prisioneras en monasterios coptos egipcios.

La declaración dejada 48 horas para liberar a las supuestas mujeres antes de hacer volar la iglesia.

Neville Kyrke-Smith, director de AIN en el Reino Unido, expresó la preocupación de la asociación por los cristianos que sufren en Iraq.

“Seguirmos comprometidos en rezar y en ayudar a la Iglesia necesitada en Iraq y en Oriente Medio”, afirmó. “Las comunidades cristianas han sido casi destruidas en los últimos años”.

Ayuda a la Iglesia Necesitada considera prioritaria la ayuda a Oriente Medio desde cuando el Papa Benedicto XVI pidió a la asociación que hiciera lo posible por apoyar al cristianismo en la región, dicindo que “las Iglesias en Oriente Medio están amenazadas en su misma existencia”.

AIN ayuda a los refugiados cristianos en el norte de Iraq y Siria y apoya a los que huyen a Turquía y Jordania.