Es inválido el bautismo recibido con dos fórmulas feministas

«Respuesta»de la Congregación para la Doctrina de la Fe

| 2748 hits

CIUDAD DEL VATICANO, viernes, 27 febrero 2008 (ZENIT.org).- Ante las preguntas de pastores y fieles, la Santa Sede ha respondido este viernes que es inválido el Bautismo que se confiere utilizando dos fórmulas feministas en las que no se menciona con claridad a las tres personas de la Santísima Trinidad: el Padre y el Hijo y el Espíritu Santo.

La Congregación para la Doctrina de la Fe ha emitido un documento con el que se confirma la invalidez de estas dos fórmulas de conferir el sacramento de la iniciación: «Yo te bautizo en el nombre del Creador, y del Redentor y del Santificador», y «Yo te bautizo en el nombre del Creador, y del Liberador y del Sustentador».

Se trata de fórmulas que se utilizan en inglés entre grupos militantes feministas. Su invalidez no se debe al idioma, sino a sus contenidos. Este «lenguaje inclusivo» que quiere dar a las Personas Divinas el género masculino.

El documento se publica con la aprobación de Benedicto XVI y está firmado por el cardenal William Levada, y por el arzobispo Angelo Amato, S.D.B., respectivamente presidente y secretario de esa Congregación vaticana.

Una nota aclaratoria publicada por la Oficina de Información de la Santa Sede, firmada por monseñor Antonio Miralles, profesor de Teología Dogmática, Pontificia Universidad de la Santa Cruz (Roma), explica los motivos por los que la Iglesia no reconoce la fórmula.

Obedeciendo al mandamiento explícito de Cristo en el Evangelio de Mateo, aclara el teólogo, «El Magisterio de la Iglesia siempre ha enseñado a través de los siglos que el Bautismo cristiano se administra en nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo».

«La fórmula bautismal tiene que expresar adecuadamente la fe en la Trinidad: no valen fórmulas aproximativas», subraya.

«Las variaciones a la fórmula bautismal, según designaciones de las Personas Divinas diferentes a las bíblicas, consideradas en la "Respuesta" proceden de la así llamada teología feminista para evitar decir Padre e Hijo, consideradas palabras machistas, sustituyéndolas pro otros nombres. Estas variaciones, sin embargo, trastocan la fe en la Trinidad».

Por su parte el cardenal Urbano Navarrete, S.I., antiguo rector de la Pontificia Universidad Gregoriana, ha publicado un comentario de carácter canónico en el que aclara que, según esta «Respuesta», «las personas que han sido bautizadas o que serán bautizadas en el futuro con estas fórmulas en realidad no están bautizadas».

«Por tanto, tienen que ser tratadas a todos los efectos canónicos y pastorales con los mismos criterios jurídicos de las personas que el Código de Derecho Canónico considera en la categoría general de los "no bautizados"».

Esto implica que, si han recibido otros sacramentos, éstos también son inválidos y tienen que ser recibidos. En el caso del matrimonio, pueden surgir problemas muy delicados, según los posibles casos de uno o de ambos cónyuges.

Por Jesús Colina