Esfuerzos de aproximación entre católicos y luteranos

El Papa da una dimensión ecuménica a su viaje en Alemania

| 2200 hits

CIUDAD DEL VATICANO, martes 30 de agosto de 2011 (ZENIT.org).– “La Iglesia católica y la Federación luterana mundial preparan una declaración común sobre la Reforma de cara al quinto centenario de la publicación de las 95 tesis de Lutero en 2017”, destacó Radio Vaticano este lunes. El Papa ha querido dar una dimensión ecuménica a su próximo viaje a Alemania.

El presidente del dicasterio romano para la promoción de la unidad de los cristianos, el cardenal Kurt Koch, anunció la noticia en una entrevista concedida a la agencia católica alemana KNA.

El texto “debería analizar la Reforma a la luz de los 2000 años del cristianismo”, destaca Radio Vaticano, que añade que “la conmemoración común de este aniversario podría ser la ocasión de un mea culpa recíproco. Para el cardenal Koch, es necesaria “una purificación común de la memoria”.

Durante su viaje a Alemania, del 22 al 25 de septiembre, Benedicto XVI visitará Erfurt, donde Lutero realizó una parte de sus estudios. El cardenal Koch reveló que ha sido el mismo Papa quien ha querido que su viaje tenga una fuerte dimensión ecuménica.

El tercer viaje de Benedicto XVI a su país natal tiene como lema Donde hay Dios, allí hay futuro, e incluirá también visitas a Berlín, a Etzelsbach y a Friburgo.

La canciller alemana Angela Merkel, hija de un pastor protestante, destacó por su parte que el viaje de Benedicto XVI anima a “la convergencia y la solidaridad entre los cristianos y la sociedad actual”.

Intensa preparación

Precisamente para preparar su viaje a Alemania, el Papa mantuvo el 13 de agosto un encuentro de más de tres horas con una delegación oficial del episcopado alemán formada por el arzobispo de Munich y Freising, el cardenal Reinhard Marx; el presidente de la conferencia episcopal, monseñor Robert Zöllitsch; y los obispos de Osnabrück y de Essen, monseñores Franz-Josef Hermann Bode y Franz-Josef Overbeck, respectivamente.

La entrevista se desarrolló “en un profundo espíritu de fraternidad”, según Radio Vaticano. Se alargó con una comida compartida, de manera que los intercambios duraron en total “más de tres horas”.

En un comunicado publicado con motivo de este encuentro, los obispos alemanes explicaron que informaron a Benedicto XVI del proceso de diálogo nacional establecido por la Iglesia en Alemania.

Los obispos han invitado a unos 300 católicos, laicos y religiosos, a reflexionar juntos durante los próximos cuatro años sobre la fe y el futuro de la Iglesia católica. Este proceso de diálogo fue propuesto durante la asamblea plenaria de otoño de 2010 y la primera edición se desarrolló los días 8 y 9 de julio en Mannheim.

El Papa se mostró muy interesado por este proceso que podría, en su opinión, dar un impulso importante para el futuro de la Iglesia. Benedicto XVI destacó que este diálogo es un camino espiritual de renovación y animó a los obispos alemanes a continuar por este camino. Además, el Papa subrayó el vínculo que debería establecerse con el 50º aniversario del Concilio Vaticano II.

Programa

El Papa comenzará su viaje el 22 de septiembre en la capital alemana. Tras la ceremonia de bienvenida en el Castillo de Bellevue, y los encuentros con el presidente Christian Wulff y la canciller Angela Merkel, pronunciará un esperado discurso en el Parlamento del Reichstag.

Después, se encontrará con la comunidad judía en una sala del Reichstag, y celebrará la Misa en el Olympiastadion de Berlín.

El viernes 23 por la mañana, el Papa se encontrará con representantes de la comunidad musulmana. Después se trasladará a Erfurt, en Turingia, a los lugares donde vivió Lutero.

Tras la visita a la catedral de Santa María, mantendrá un encuentro con los representantes del Consejo de la Iglesia evangélica; después, participará en una celebración ecuménica en la Iglesia del convento de los agustinos de Erfurt.

Por la tarde, el Papa acudirá al santuario de la Virgen de Etzelsbach, donde presidirá las Vísperas marianas en la Wallfahrtskapelle. Por la noche volverá a Erfurt.

El sábado 24 de septiembre, a las 9,00, presidirá la Misa en la Domplatz de Erfurt. Por la tarde se trasladará a Friburgo, al Baden-Württemberg: aquí, tras la visita a la catedral y el saludo a los ciudadanos, se encontrará con el ex-canciller Helmut Kohl.

Después mantendrá tres encuentros: con los representantes de las Iglesias ortodoxas, con los seminaristas y con el Consejo del comité central de los católicos alemanes. Por la noche, participará en una vigilia con los jóvenes en la Feria de Friburgo.

El domingo 25 de septiembre, el Papa presidirá la Misa y el Ángelus en el Aeropuerto turístico de Friburgo. Después de almorzar con los miembros de la Conferencia episcopal alemana, mantendrá un encuentro con los jueces del Tribunal Constitucional federal y con los católicos comprometidos en la Iglesia y en la sociedad.

A las 18,45 tendrá lugar la ceremonia de despedida en el aeropuerto de Lahr y la vuelta a CastelGandolfo por la noche.