España: Andalucía viola la libertad de conciencia de los farmacéuticos

Ante la «píldora del día después», denuncia de obispos del sur del país

| 818 hits

MADRID, 20 mayo 2001 (ZENIT.org).- Obispos del sur de España han criticado la orden de la Junta de Andalucía que obliga a las farmacias a dispensar la «píldora del día después» porque consideran que supone «un atentado contra la objeción de conciencia del farmacéutico» y una medida «injusta».



La Iglesia considera que la píldora postcoital es un método «abortivo» que queda fuera de los tres supuestos legales reconocidos por la ley española para que una mujer pueda someterse al aborto legalmente.

Por su parte, el obispo de Málaga-Melilla, monseñor Antonio Dorado Soto, afirmó que en esta materia «no se dice la verdad ya que los científicos aseguran que es abortiva además de nociva para las mujeres».

Monseñor Soto reaccionaba así el sábado en Melilla la orden de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía por la que obligará a todas las farmacias de la Comunidad autónoma a disponer de la llamada «píldora del día después», al considerar que supone «atentar contra la objeción de conciencia».

El consejero de Salud andaluz, Francisco Vallejo, anunció el sábado que una orden que entrará en vigor la próxima semana declarará de «obligada tenencia» en las farmacias el anticonceptivo y puntualizó que en este asunto «no cabe» en los farmacéuticos alegar a la objeción de conciencia.

Por su parte, el arzobispo de Sevilla, monseñor Carlos Amigo Vallejo, considera que «estamos siguiendo unas líneas un poco antisociales» debido al envejecimiento progresivo de la población y que «cuanto antes y de forma urgente hay que declarar al hombre especie particularmente protegida».

En relación al debate sobre si la píldora debe o no ser dispensada gratuitamente por la administración sanitaria, el arzobispo comparó este asunto con la legalización de la droga y dijo «lo ideal es que no exista ni droga ni drogadictos».