España: Atentado terrorista frustrado contra la catedral de la Almudena

Advierten de una posible escalada de grupos violentos anarquistas

Madrid, (Zenit.org) Redacción | 1888 hits

Ayer se produjo un intento de atentado con bomba en la catedral de la Almudena de Madrid, España. Ante este nuevo ataque a iglesias católicas del país, la plataforma ciudadana “Más Libres” advierte del surgimiento de un grupo terrorista autodenominado “Comando Insurreccionalista Mateo Morral”, de claras connotaciones anarquistas históricas.

Ayer, el Arzobispado de Madrid hacía pública la siguiente nota: “Personal de la Catedral de Santa María la Real de la Almudena ha descubierto esta mañana, en torno a las 13 horas, un paquete sospechoso en una de las Capillas del templo”.

“Siguiendo los protocolos internos de seguridad de la Catedral de Madrid --añade la nota--, se ha dado aviso al Cuerpo Nacional de Policía, que ha tomado el control de la situación y se ha hecho cargo del asunto. El deán y todo el Cabildo lamentan este tipo de acciones. Para más información, remitimos al Gabinete de Prensa del Cuerpo Nacional de Policía”.

El intento de atentado terrorista perpetrado ayer por el llamado “Comando Insurreccionalista Mateo Morral”, de identidad anarquista, necesita, afirma la plataforma en defensa de la libertad religiosa “Más Libres”, “una respuesta contundente por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”.

A juicio de la plataforma,“la reivindicación por parte de un grupo anarquista exige que la Delegación del Gobierno en Madrid sea especialmente cuidadosa y extreme las medidas contra estos grupos terroristas y proteja la libertad religiosa”.

Con este atentado “el anarquismo recupera su auténtica identidad terrorista, y mucho nos tenemos que, o se actúa de manera ejemplar, o seguirán por esta senda, siendo cada vez más enemigos de la libertad y más peligrosos para todos los ciudadanos”, asegura Miguel Vidal, portavoz de “Más Libres”.

La plataforma, al conocer ayer el atentado contra la catedral de la Almudena, puso en marcha una campaña de apoyos al Arzobispado de Madrid.

Solidaridad con la Iglesia

“Monseñor Rouco: ante el hallazgo de un artefacto explosivo en la catedral de La Almudena, mi pensamiento y mis oraciones son para dar gracias por la rápida intervención de la Policía en su desactivación. Cuente con mi apoyo y mi afecto ante este incomprensible intento de agresión. Rezo por el rápido esclarecimiento del inquietante incidente, por la conversión de quien pueda haber hecho algo así, y para que la libertad religiosa sea una realidad en todo el mundo” reza el mensaje de apoyo.

Es el segundo atentado fallido contra un objetivo religioso en lo que va de año en Madrid. El pasado 3 de enero, estalló en una oficina de correosun pequeño artefactomuy rudimentario que iba dirigido a un sacerdote de un centro escolar de los Legionarios de Cristo.

En el remite iba la dirección del Arzobispado de Madrid, aunque el sello correspondía a Sant Cugat del Vallés, Barcelona. Era una carta de 30 centímetros de largo y 20 de ancho, con una pila en su interior de 12 voltios. La explosión no produjo heridos.

El artefacto explosivo que desactivaron ayer los TEDAX [policía encargada de la desactivación de explosivos] en la Catedral de la Almudena fue hallado en un confesionario. Estaba compuesto de una bombona de gas, 200 gramos de pólvora, un kilógramo de tornillos para usarlos de metralla y un detonador.

El canónigo de la catedral Jesús Junquera localizó la bomba pasado el mediodía. Avisó a la policía y ordenó el desalojo de las decenas de fieles que rezaban en el templo a esa hora. “Por las buenas, hemos dicho que se iba a cerrar la catedral, hemos avisado por el micrófono y la gente ha visto que entraba la policía y ha salido”, dijo Junquera.

Mateo Morral, terrorista anarquista

El grupo Mateo Morral se llama así por el anarquista que atentó contra el rey Alfonso XIII y su esposa Victoria Eugenia el día de su boda. En el atentado fallecieron al menos treinta personas y hubo un centenar de heridos. Mateo Morral no llegó a ser juzgado porque aunque consiguió escapar de Madrid (con la ayuda de un periodista anarquista), el 2 de junio fue reconocido por varias personas en un ventorrillo situado en Los Jaraíces, término de San Fernando, donde se paró a comer. Los dueños de la venta sospecharon y avisaron a un guarda jurado que, tras un interrogatorio, le conminó a seguirle. El terrorista se entregó pero cuando era conducido al cuartelillo mató al guarda de un tiro y se suicidó a continuación.

El grupo autodenominado Mateo Morral ha afirmado que su acción iba dirigida a la monarquía: "Demostramos que vuestras guaridas santificadas son vulnerables. Los cimientos de vuestro poder han temblado por los kilos de nuestra pólvora sacrílega que busca romper con vuestra paz cívica basada en muertos y personas encerradas por años en el talego. Esto es la venganza. Superamos la barrera del miedo", dice un comunicado difundido por internet por el grupo que reivindicó el atentado. Afirma en la nota que el objetivo de su acción era atentar contra la monarquía borbónica “en sus lugares sagrados".