España: Carencia de atención informativa a la importancia del factor religioso

Entrevista con Elena Cebrián, vicedecana de Periodismo de la Universidad Abad Oliva CEU

| 1299 hits

BARCELONA, miércoles, 11 julio 2007 (ZENIT.org).- La actualidad católica española no se considera un tema importante en los medios no confesionales, los cuales además carecen de especialistas en este área.



Vicedecana de Periodismo en la «Universidad Abad Oliva CEU» (Barcelona, España), Elena Cebrián ha estudiado el tratamiento de la actualidad católica en los nueve medios españoles no confesionales más influyentes en el país.

Es igualmente profesora y analista de la información religiosa española en los medios no confesionales, tema al que ha dedicado su tesis doctoral y varios estudios, y que aborda en esta entrevista concedida a Zenit.

--¿Qué ocurre con la información sobre la Iglesia en los medios no confesionales españoles?

--Cebrián: No es un tema periodístico importante en los medios no confesionales españoles, y no se le confía a periodistas especializados.

Se le concede poco espacio y poca atención, y se presenta con una agenda de temas muy limitada que excluye las dimensiones pastorales o espirituales, y que prima todo lo relacionado con desencuentros con el gobierno o aspectos exóticos -cuando no grotescos- de la vivencia religiosa.

Además, en los últimos 20 años el espacio que se le dedica se ha venido reduciendo progresivamente, y la calidad del tratamiento ha empeorado.

Que consecuentemente con esta escasa valoración, el tema no se confía a informadores especializados lo demuestran algunos aspectos del tratamiento de la actualidad católica en los nueve medios españoles no confesionales más influyentes (ABC, País, Mundo, TVE, Antena 3, Tele 5, RNE, SER, Onda Cero).

--¿Quién se ocupa informativamente de la religión en estos medios?

--Cebrián: Los informadores que la elaboran tienen un perfil global que no se ajusta a los parámetros del periodismo especializado. Sólo uno de los nueve periodistas que se ocupan del tema en estos medios posee formación específica.

Los informadores «religiosos» de los nueve medios citados afirman que cubren esta parcela de la actualidad con un método de trabajo indiferenciado del de otras áreas informativas, lo que supone que la información que la sociedad española está recibiendo sobre la actualidad
católica carece de una presentación que contextualice adecuadamente sus matices y particularidades.

En todos los casos los periodistas dijeron tener dificultades en el acceso a las fuentes del ámbito católico español y una relación poco fluida con ellas.

Este hecho limita el abanico de fuentes con que trabajan y evidencia que la Iglesia católica no les considera un vehículo a través del que canalizar sus mensajes y su imagen social.

Además, los medios no consideran que informar de la actualidad religiosa sea algo relevante, ya que puede tratarla un periodista sin formación o vocación específica.

--¿Considera que la Iglesia en España se relaciona adecuadamente con la opinión pública?

--Cebrián: En el caso español voy a concretar “Iglesia” en Conferencia Episcopal Española (CEE), y “comunicar” en relacionarse con la opinión pública a través de los medios de comunicación no confesionales.

Los periodistas que elaboran la información de los medios españoles de referencia coinciden en afirmar que el lenguaje con que la Iglesia se relaciona con ellos no es ni adecuado ni comprensible.

Señalan que la Iglesia española no es sensible al ritmo que la actualidad impone: lo más frecuente es que no comparezca en el momento en que el acontecimiento ocurre, sino después de un proceso de análisis y preparación de la declaración.

Este desajuste temporal garantiza la calidad de la comparecencia eclesial, pero al no corresponder con el momento en que el tema cabe en los medios deja la información sin la versión de la Iglesia.

También declaran los periodistas que es poco frecuente que las principales figuras de la CEE estén dispuestas a comparecer ante las cámaras de televisión, a hacer declaraciones a los micrófonos de las radios, o incluso a hacer declaraciones atribuibles a la prensa. Esto supone que la presencia eclesial no se ajusta a los códigos mediáticos, y que por tanto lo más probable es que la Iglesia quede fuera.

A pesar de basar mi valoración en estas afirmaciones de los periodistas, me parece importante señalar que en los últimos años la CEE ha hecho un notable esfuerzo para mejorar su actividad informativa del que empiezan a verse los primeros frutos.

También creo importante señalar que muchas de las circunstancias sobre las que los informadores se quejan no serían tales si ellos fueran informadores verdaderamente especializados y contaran con recursos profesionales para sortear las dificultades que describen.

--¿Por qué no se da más voz a la Iglesia en los medios españoles?

--Cebrián: En el caso de los medios españoles, porque entre quienes toman la decisión sobre qué temas entran y qué temas quedan fuera de los medios, faltan sensibilidad y formación sobre la importancia del factor religioso en general.

En algunos medios la Iglesia católica se enfoca desde un prejuicio ideológico que lleva a entender la línea editorial como un compromiso eclesial.