España: Caritas aumenta sus recursos y sus voluntarios

El 65% de sus fondos son de iniciativa privada, según la Memoria 2010

| 1546 hits

MADRID, martes 18 octubre 2011 (ZENIT.org).- A pesar de la crisis que atraviesa España, Caritas experimentó un incremento de un 7,5% en los recursos. La principal organización humanitaria de la Iglesia católica ha visto aumentar notablemente la pobreza en las clases medias del país, debido a la actual circunstancia económica que sitúa en una cifra muy alta el número de personas sin empleo. 

“Caritas, que es la Iglesia, está hoy más que nunca comprometida con nuestros hermanos más pobres, unas personas que son el fundamento de nuestro ser y hacer y que están más allá de todos los discursos y de todas las demagogias”.

Así iniciaba el presidente de Caritas Española Rafael del Río la rueda de prensa este 13 de octubre  para presentar la Memoria 2010, en la que cabe señalar el incremento de un 7,5 % de los recursos manejados por la organización humanitaria en relación al año anterior.

 De los 230 millones de euros invertidos en 2009 por el conjunto de la Confederación Caritas Española, en programas sociales dentro y fuera de España, se ha pasado a los 247,5 millones en 2010.

El importante aumento procede, en su gran mayoría, de donantes privados, que aportaron en 2010 un total de 160,6 millones de euros a Caritas, mientras que 86,9 millones proceden de fondos públicos.

Por tanto, de cada 100 euros manejados en 2010 por Caritas en sus programas, casi 65 proceden de la solidaridad privada y otros 35 de subvenciones públicas.

Este compromiso social con las acciones de Caritas no se limitó a las aportaciones económicas, sino que se reflejó también en el número de voluntarios que colaboran de manera gratuita en sus distintos programas y que pasaron de 59.686 personas, en 2009, a 61.783 en 2010, con un aumento del 3,5%.

Más allá de estos datos -señaló el secretario general de Caritas, Sebastián Mora-, “esta memoria nos tiene que ayudar a sentir en carne propia la situación que están atravesando millones de familias y personas en el mundo. Ellos son los verdaderos protagonistas”.

“En unos momentos sociales y políticos en los que se nos hacen llamadas al ‘realismo’ y al ‘sacrificio’ –afirmó- queremos mostrar que ya hay millones de personas sacrificadas y viviendo el mayor de los realismos: la pobreza y la exclusión”.

“Y sabemos que es real porque lo hemos compartido, sabemos que es real porque nos duele en lo profundo de nuestra alma, sabemos que es real porque tratamos de luchar contra la pobreza con nuestras armas: la cercanía, el compromiso, la caridad y la justicia”, añadió

Sebastián Mora describió los ejes de actuación de Caritas que se reflejan en los datos recogidos en la Memoria.

El documento habla, en primer lugar, de las oportunidades y esperanzas que se pudieron aportar a casi 6,5 millones de personas, acompañadas por la organización dentro y fuera de España.

Esta cifra representa un 4,3% más que en 2009. De ellas, 1.632.499 son usuarios acompañados en España y 4.860.000 es el importe de acciones de cooperación internacional.

Otro de los ejes destacados por el secretario general fue el incremento global de los recursos invertidos en programas estratégicos de Caritas para responder a la actual situación de precariedad, como los de Empleo y Vivienda.

En 2010, un total de 83.952 personas participaron en los Programas de Empleo de Caritas. De ellas, 16.791 (el 20%) consiguieron un puesto de trabajo. Los recursos invertidos ascendieron a 33 millones de euros, un 18% más que en 2009.

En el apartado de Vivienda, los recursos subieron en 2010 un 13,7%, al pasar de 3,65 millones de euros invertidos en 2009 a 4,15 millones en 2010.

Junto a esta apuesta en ambos apartados, Sebastián Mora destacó el refuerzo dado a las respuestas que Caritas proporciona en todo el país a través de la red de Acogida integrada por cinco mil Caritas parroquiales y 68 Caritas diocesanas.

Los recursos invertidos en este capítulo ascendieron a 35,7 millones de euros, un 15% más que en 2009, mientras que el número de personas atendidas pasó de 786.273, en 2009, a 950.000, en 2010.

El año pasado, Caritas reforzó las acciones a favor de las personas más vulnerables, a través de programas troncales como: Mayores (32 millones de euros, 1,8 millones más que en 2009); Personas Sin Hogar (22 millones, 1,8 millones más que en 2009); Infancia (13,4 millones, 2,6 millones más que en 2009); Inmigrantes (7,7 millones); y Familia (7,7 millones).

La dimensión del trabajo de Caritas a favor de la justicia tiene una decidida vocación de globalidad.

Esa voluntad de impulsar desde esta organización eclesial una solidaridad sin fronteras en la lucha contra la pobreza se recoge un año más en la Memoria de 2010.

El informe confirma que los recursos invertidos en cooperación internacional suben un 13,6% y pasan de los 25,46 millones de euros en 2009 a casi 30 millones en 2010.

Todo este compromiso de la Confederación Caritas a favor de la justicia se lleva a cabo con el máximo esfuerzo de austeridad.

Gracias a esta exigencia identitaria, en 2010,  Caritas logró mantener un porcentaje de gastos de Administración similar al del año anterior: de cada euro invertido en programas de lucha contra la pobreza, sólo se destinan 6,8 céntimos al capítulo de Administración y Servicios.

Por Nieves San Martín