España: Claustro navarro del siglo XVIII convertido en museo gratuito

Fue uno de los seminarios mayores de los agustinos recoletos

| 1994 hits

MADRID, domingo 20 de febrero de 2011 (ZENIT.org).- El convento de Marcilla, Navarra, España, fue uno de los seminarios mayores más importantes de la orden de Agustinos Recoletos (OAR) hasta 2005. Ahora, alberga en el claustro bajo de su edificio histórico un museo, inaugurado con una exposición monográfica de uno de los pintores más estrechamente vinculados a la Orden, el madrileño Juan Barba.

El nuevo museo, diseñado por Manuel Uribarri, se presenta al visitante acogedor y elegante –informa a ZENIT la OAR--. Un espacio apropiado para disfrutar con la contemplación. Tiene disposición en u y una longitud expositiva de 150 metros. Conserva todo el valor clásico de cornisas y bóvedas de arista de seis metros de altura, así como los lucernarios circulares.

Las paredes se han reformado para librarlas de humedades y se ha dotado al espacio con una moderna iluminación con semiconductores tipo LED así como de los correspondientes sistemas de seguridad, sonido y megafonía.

A pesar de que la gran comunidad de jóvenes agustinos recoletos que se preparaban en el seminario mayor, este se trasladó hace un lustro a Las Rozas (Madrid, España).

En la actualidad, los agustinos recoletos siguen presentes en Marcilla atendiendo la pastoral rural en tres parroquias de pueblos cercanos.

Hasta el 30 de junio de 2011 se podrá visitar gratuitamente la exposición pictórica de Juan Barba con la que se ha inaugurado este museo. Es una colección de cien obras del desconocido y sorprendente pintor madrileño.

Juan Barba falleció en 1982. Los críticos le consideran uno de los maestros de la penumbra y del desgarro. Los agustinos recoletos y su espiritualidad fueron durante muchos años una de sus fuentes de inspiración.

La obra pictórica de Juan Barba alcanza su mayor grandeza, en espacio y en calidad, en el mural dedicado a san Nicolás de Tolentino, en la cripta de la iglesia de Santa Rita de Madrid, pintado en 1959.

Las comunidades de agustinos recoletos de Monteagudo y Marcilla –en Navarra--, Valladolid, Madrid o Roma, Italia, atesoran otras muchas obras de notable valor del mismo pintor.

La Orden de Agustinos Recoletos hunde sus raíces en la reforma que vivió la Iglesia en el siglo XVI (1588).

La provincia de San Nicolás de Tolentino es la provincia madre de la que han nacido  las otras siete provincias que conforman hoy la Orden de Agustinos Recoletos.

La sede de esta provincia está Madrid aunque sus 340 miembros, de 52 comunidades,  trabajan en otros ocho países: Estados Unidos, México, Costa Rica, Brasil, Inglaterra, Italia, China y Taiwán. Tiene como lenguas oficiales el español, inglés, portugués y chino. Los frailes son españoles en su mayoría aunque hay 49 mexicanos, 25 chinos, 15 costarricenses y 9 brasileños.

Actualmente la Orden cuenta con ocho provincias presentes en 19 países con 195 comunidades. En total, son 1.136 religiosos, de los que veinte son obispos, con una especial implantación en España, Filipinas y América. Atienden 184 parroquias, medio centenar de centros educativos y universitarios, con 75.000 alumnos, además de ocho territorios de misión en África, América y Asia.

Para más información: www.agustinosrecoletos.org