España: Cofradías y hermandades tendrán su lugar en DIKÉ

I Salón Internacional de Patrimonio, Bienes e Itinerarios Religiosos

| 1027 hits

VALENCIA, viernes 13 julio 2012 (ZENIT.org).- DIKÉ, el I Salón Internacional de Patrimonio, Bienes e Itinerarios Religiosos, se reunió con los representantes de las 31 cofradías pertenecientes a la Junta Mayor de la Semana Santa Marinera de Valencia y otras personalidades destacadas de la Junta de Hermandades y Cofradías de Alzira y de la Junta Mayor de Hermandades de la Semana Santa de Gandía, entre otras.

En total fueron más de un centenar de personas las que acudieron al Museo de la Semana Santa Marinera de Valencia Salvador Caurin para conocer de primera mano las características de este evento único en España.

El objetivo del encuentro era presentar los detalles de la primera edición de DIKÉ --que se celebrará del 14 al 17 de septiembre en Feria Valencia- donde se desarrollará un espacio de relevancia denominado “Muestra Textil Cofrade”, un espacio donde todas las cofradías tendrán la oportunidad de exhibir sus vestas, hábitos y estandartes

Los interlocutores del encuentro fueron Vicente Navarro de Luján, presidente de DIKÉ, y Vicente Ibáñez, director del Salón. Begoña Sorolla Sinisterra, anfitriona del evento y presidenta de la Junta Mayor de la Semana Santa Marinera de Valencia, apoyó la presentación convocando a los asistentes y presentando el acto.

Ambos explicaron que el nuevo concepto del certamen tiene una vocación de difusión cultural, porque a través de la feria el visitante tendrá la oportunidad de acercarse a diferentes propuestas de itinerarios y recorridos de significación religiosa, a acontecimientos muy significativos tales como la Semana Santa y el Corpus Christi.

En palabras de Navarro de Luján: “Diké es el primer salón para divulgar al público todo lo que supone la cultura cristiana en el desarrollo de nuestras sociedades” y siguió afirmando que la finalidad originaria del salón es dar a conocer la impronta cultural que marca la condición de la sociedad, lo cual se plasma en el hecho de que el turismo cultural tiene una relación directa con el patrimonio religioso. En esta línea el presidente abogó por la imprescindible presencia del colectivo de cofradías en el salón. “Las cofradías y hermandades son uno de los actores fundamentales y nuestro trabajo está dirigido a responder a sus necesidades”, concluyó Navarro de Luján.

Ibáñez por su parte detalló a los asistentes las características de esta primera edición. Habló de la parte expositiva del salón estructurada en patrimonio, bienes religiosos, productos eclesiásticos, itinerarios religiosos y también del perfil del visitante conformado por cofradías y hermandades, público general, eclesiásticos y profesionales de patrimonio.

El director del salón garantizó a los asistentes que se está trabajando para que el colectivo de hermandades y cofradías tenga un reflejo importante en el evento. “Nosotros consideramos que es una oportunidad única de mostrarse en público fuera de vuestro contexto”, aseveró Ibáñez. Por ello la organización de la feria pondrá a disposición un área donde todas las cofradías tendrán la oportunidad de exhibir sus vestas, hábitos y estandartes, para que el público asistente a la feria observe la calidad textil, la estética y comparta el sentimiento de fe y pasión que alienta la semana santa. Se escenificarán las procesiones de la semana santa con la presencia de los hábitos de las distintas cofradías y las nadas, tronos o pasos que aportarán algunas hermandades.

“La totalidad de asistentes a la presentación mostraron su ilusión por el proyecto y su apoyo e interés –afirman los organizadores--. Uno de los asistentes al encuentro agradeció la oportunidad que ofrece el salón de proyección en la sociedad local, nacional e internacional de la Semana Santa”.